Noticias

Luchan por sus sueños

Promueven lucha contra delincuencia

Por:

Los aliados del mal, Black Diamond, Gosth Rider y el temible C

Los aliados del mal, Black Diamond, Gosth Rider y el temible C

¡La arena estaba de bote en bote...la gente loca de la emoción! En un rincón del populoso y peligroso barrio del Cerro del Cuarto, un puñado de incipientes luchadores se baten en el ring.
El experimentado Cáncer con su pronunciado abdomen trata de planchar al joven Destello Oriental, mientras abajo del cuadrilátero se desata otra batalla de gritos entre los pocos, pero ruidosos fanáticos, unos por los técnicos y otros por los malosos.
La lucha se torna dramática, la lona está húmeda, huele a sudor y se desborda la adrenalina. De pronto el Rey Halcón arropado con sus sueños de grandeza sube a la última cuerda y se lanza en vuelo con el salto mortal inverso y cae sobre la humanidad de Cáncer, quien se precipita para abajo del ring. El ¡aaahhhhh! se deja escuchar entre la clientela y la suerte está echada, la caída es para los aliados del bien.
Sigue la batalla. “¡Dale! ¡Mátalo, ¡Con hue...!”, son sólo algunos de los gritos que se dejan escuchar, hasta que “Lore”, el réferi aliado de los rudos, no tiene otra que contar el ¡uno... dos...tres!, la lucha ha terminado, pero ¡oh sorpresa!, los brazos en alto son para los endiablados rudazos.
La polémica decisión enrudece a los aficionados, llueven la porras y cánticos al referi, ¡chaquetas!, ¡hijo de...!, pero no hay cambio de decisión, ganan los rudos Gosth Rider, Black Diamond y el regordete Cáncer.
Rey Halcón, Destello Oriental y la fémina La Leyenda, incrédulos deben de mitigar la derrota. ¡Ya vendrá tiempo para la venganza¡, dice un “afligido” aficionado en primer fila, mientras devora las fritangas.
En el resto de las luchas el bien se impuso al mal. Rey de Fuego, Chamán y La Leyenda vencieron a Alas Thorm, Nazareth y La Infernal. En la de parejas Halcón Sagrado y Celestial a Infierno Negro y Bñack Panther. En el mano a mano, Kingiro dominó al maloso Orula.
Así son algunas tardes de domingo en el salón de fiestas El Rebelde, que ahora ha sido improvisado como arena de lucha libre y boxeo. Entre semana un grupo de jóvenes con sueños de llegar a ser grandes se entrenan con los “maestros”, Cáncer y Armando Tavárez, quienes tratan de ganarle a los jóvenes al hampa y delincuencia que crece en el barrio.
Cada vez son más los que se acercan con sus sueños de grandeza o simplemente para “echar desmadre sanamente”, como lo señala uno de los jóvenes que ya “calienta la lona” en las luchas de los domingos.
“Aquí estamos las tardes de martes y jueves para los que quieran aprender a luchar”, manifestó el Cáncer de la Unión de Luchadores Libres del Estado de Guanajuato.
Lo mismo hace Noé Pérez, representante de Luchadores de Guanajuato A. C., quien indicó que brindan clases de lucha libre, box y pesas los lunes, miércoles y viernes a partir de las 6 de la tarde.

En esta nota:
  • lucha libre