Noticias

Magistrada rescata perros

Lo hace desde hace 2 años junto a su hija.

Por: Guanajuato Redacción

Despu

Despu

La Magistrada Ariadna Manríquez, magistrada del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Guanajuato, dice con entusiasmo, que después de su trabajo, lo que más le apasiona es ser “rescatista” de perros.
También se dijo amante de los perros, platicó que desde hace unos 2 años, junto con su hija menor María Aratxa Mayagoitia, se han dedicado a sacar perritos “meztizos” de la calle, todos padecen abandono y están enfermos, desnutridos o con moquillo, lastimados de los huesos o de la piel.
La razón por la que se empezó a encariñar con los perros fue porque a su hija le gustan los animales, siente un gran cariño por ellos y no toleran verlos sufrir.
“Me acuerdo que al primero que rescatamos fue a mi “Wero” así le pusimos, estaba flaquito, muy malito, pero lo empezamos a alimentar, lo vacunamos, lo llevé con el veterinario y ahora está hermoso, es bien bonito”, platicó.
Otro día, en el Parque Manzanares de León, encontraron a una perrita, en un principio vieron de lejos el bulto, se acercaron y era una perrita que tenía las patas fracturadas, tenía problemas en los huesos, no se podía levantar, era muy pequeña, la recogieron, la alimentaron, la llevaron al veterinario y tiempo después sanó por completo, al paso del tiempo se dieron cuenta de que era una Gran Danés, a lo que debió su nombre: “Danessa”.
Tras estas experiencias que dejaron un buen sabor de boca a Ariadna y a su hija Aratxa, supieron que esa era una de sus pasiones, después les llegaron más perros a su casa, entre ellos Pitbull, Rottweiler, cruzas de Labrador, y pocos de raza pequeña y mestizos.
“Nos tuvimos que cambiar de casa porque ya no cabíamos con tanto perro, buscamos un lugar más grande, porque nosotros los mantenemos, pagamos veterinario, sus comidas, sus vacunas, los sacamos a pasear, a nosotras nos encanta”, platicó la magistrada.
En una casa más grande, los perros que rescatan y después de bañarlos, alimentarlos, y darles hasta cariño, los perros se sintieron en casa, aunque no se quedan con todos, ya tienen 10 propios, pero aún tienen algunos en adopción.

Falta mucho por hacer

Ariadna Manríquez explicó que a pesar de que hay muchas organizaciones como Fundación Animare, la Asociación Protectora de Animales, Asociación Amigo Cuenta Conmigo, y otras rescatistas independientes como ellas, aún falta mucho trabajo por hacer con los animales.
“Hay muchos perros abandonados, en situación de calle, maltratados, yo le digo a la gente que no compren, que mejor adopten, siempre hay alguno que les va a gustar, los perritos son muy simpáticos. Nosotras los rescatamos porque no queremos que se mueran; todos los perros callejeros se mueren, porque están desnutridos o porque los atropellan”, lamentó.
Lamentó el hecho de “Tucita”, una perrita que encontraron en el bulevar Timoteo Lozano, en León, en un grado alto de desnutrición.
“Los perros son animales que dependen absolutamente de los seres humanos, los domesticamos hace miles de años. Los rescatistas eso hacemos, los sacamos de la calle”, explicó.

En esta nota:
  • animales