Sin tiempo para escapar hombre murió a balazos acorralado en baldío

Hombres armados asesinaron a balazos en un baldío de la colonia Constitución de Apatzingán, a un hombre. 

Avatar del

Por: Redacción

Sin tiempo para escapar hombre murió a balazos acorralado en baldío

Sin tiempo para escapar hombre murió a balazos acorralado en baldío

Irapuato, Guanajuato.- Un grupo armado llegó hasta un lote baldío  en la colonia Constitución de Apatzingán, ubicaron a un hombre y uno de los agresores desenfundó un arma de fuego y disparó varias veces sobre su víctima a una distancia muy corta y murió al instante. 

El ataque ocurrió minutos antes de las 11 de la noche de este miércoles, por la calle Juan Álvarez, a tres cuadras de la XII Región Militar, al oriente de la ciudad, entre las calles Constituyentes y Benito Juárez.

Según vecinos, al menos cuatro hombres en un vehículo ingresaron a la calle y se detuvieron afuera del predio, bajaron los delincuentes y se internaron hasta el lote baldío en donde estaba la víctima, a quien no le dieron tiempo de escapar, pues tras tenerlo de frente, uno de los sicarios, sacó una pistola y lo mató a quema ropa.

ADEMÁS: Conductor vuelca y muere al estrellarse contra un árbol

Huyeron, y los vecinos llamaron al Sistema de Emergencias 911 para pedir la intervención de policías municipales y una ambulancia. Pronto se trasladaron agentes de Seguridad Pública en varias patrullas y detrás, una ambulancia de Protección Civil, cuyos paramédicos informaron que el hombre ya no tenía vida.

ADEMÁS: Matan a 4 jóvenes y encuentran los cuerpos amontonados 5 horas después

El lugar fue acordonado con cinta amarilla y quedó bajo el resguardo de policías municipales, Guardia Nacional y Fuerzas de Seguridad Pública del Estado. Más tarde, llegaron peritos y personal de la Agencia de Investigación Criminal, a fin de levantar todas las evidencias posibles y al término, ordenaron el traslado del cuerpo al Semefo.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?