Noticias

Medidas básicas para emergencias en negocios

Los negocios de la capital están obligados a contar con una brigada interna de Protección Civil, además deben aplicar el Plan de Respuesta a Contingen

Por:

Bomberos voluntarios capacitan contra incendios a restauranteros. /Foto: Juan Carlos Luna

Bomberos voluntarios capacitan contra incendios a restauranteros. /Foto: Juan Carlos Luna

Cómo actuar al interior de un antro durante un incendio, explosión, inundación o terremoto, es parte de los procedimientos que explica el Programa Interno de Protección Civil.

El Plan de Respuesta a Contingencias, elaborado por Enrique Nieto Acevedo, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de Guanajuato, es obligatorio por el Reglamento Municipal de Protección Civil y que deben aplicar en cada establecimiento del municipio.

El documento en la práctica es aplicable para todo establecimiento con acceso al público.

Cada establecimiento debe contar con una Brigada Interna de Protección Civil, que es un órgano normativo y operativo, cuyo ámbito de acción se circunscribe a las instalaciones del establecimiento, y que tiene la responsabilidad de desarrollar y dirigir las acciones de Protección Civil, así como elaborar, implementar y coordinar el Programa Interno correspondiente.

La brigada debe estar conformada por los empleados y encargado del inmueble y puede catalogarse como brigada de primeros auxilios, de prevención y combate de incendios, de evacuación y de búsqueda y rescate.

Estos grupos de emergencia deberán estar preparados y ser capacitados periódicamente en términos generales sobre temas como primeros auxilios, prevención y combate de incendios, evacuación de inmuebles, organización de brigadas, organización y realización de simulacros, nociones básicas sobre Protección Civil y estructuración y desarrollo de programas internos.

En caso de incendio

Si el siniestro es de primer grado (ninguno de los grados está explicado en qué consiste) los brigadistas deben reportar inmediatamente al encargado de la brigada, luego solicitar ayuda a los bomberos, deben mantenerse a distancia de la zona y esperar instrucciones, y sólo en caso de tener entrenamiento revisar rápidamente la zona y retirar a las personas que se encuentren cerca.

En caso de que el incendio sea de grado 2, el responsable debe reunir a los brigadistas, solicitar ayuda a los bomberos, ordenar la evaluación del área afectada e iniciar el rescate de heridos, en caso de saber cómo, proceder a atender el incendio con los equipos necesarios y adecuados.

Enseguida se debe organizar la atención Módulos de Estabilización y Clasificación (MEC) y los Puestos de Mando Unificados (PMU) así como hacer el censo de heridos y el reporte de daños, luego habrá que remitir a los heridos según el grado de complejidad, establecer zonas de seguridad y mantener informado al jefe de emergencias.

Si el incendio es de tercer grado, se deberá pedir ayuda del cuerpo de bomberos y ambulancias de inmediato, al mismo tiempo de evacuar personas expuestas directa o indirectamente, rescatar personas atrapadas. Ingresar al área afectada e iniciar maniobras de extinción de fuego, así como proteger propiedades importantes.

Se deberá también colaborar con el apoyo externo, atender a medios de comunicación e iniciar labores de reacondicionamiento. Para definir la evacuación de un lugar durante un incendio se deben evaluar las características del incendio, el lugar afectado el personal expuesto y los recursos disponibles.

En tanto, el personal y asistentes al inmueble deben llamar de inmediato al sistema de emergencias, si no se puede usar un extintor, evacuar la zona, colaborar con los brigadistas, retirar los objetos que puedan avivar el incendio, evitar el pánico, no correr ni causar confusión, utilizar las escaleras para evacuar, nunca un elevador.

Si el lugar está lleno de humo avanzar agachado y con un trapo húmedo cubriendo boca y nariz, si la ropa se les está incendiando, no correr, sino rodarse en el piso para apagarla, y si hay alguien con la ropa encendida, tirarle una manta o tela gruesa encima para apagarlo, no salir por ventanas o saltar del edificio, y una vez afuera no regresar al interior.

En caso de sismo

Para los empleados del negocio que deben ser parte de la Brigada de Protección Civil, el manual cita que en caso de sismo grado uno, la brigada deberá permanecer en el sitio y resguardarse en un lugar seguro, luego revisar el área y determinar si hay lesionados o daños significativo, el tercer paso es reportar al jefe de emergencias un informe de la situación.

El cuarto punto es organizar el sitio y prestar ayuda a quien lo requiera, y en caso de ser necesario evacuar el sitio afectado por el sismo, versa el documento.

Los criterios para decidir la evacuación del sismo consisten en determinar el día y hora del sismo, el número de lesionados y las secciones afectadas, y evaluar los riesgos asociados con el temblor como son: colapso de estructuras, caída de objetos, obstrucción de vías, incendios o explosiones, cortocircuito, licuación de suelos o réplicas del terremoto.

Cuando el sismo es de segundo grado, el primer paso es reunir a la brigada de emergencias, después se debe organizar la atención de los lesionados en los MEC, luego inspeccionar los sectores y organizar los PMU, especifica el manual.

Enseguida se realiza el censo de heridos y reporte de daños así como la remisión de los lesionados según el grado de complejidad a hospitales de primero, segundo o tercer nivel, precisa el instructivo.

Si el sismo es de tercer grado, el primer paso es solicitar ayuda extrema de ambulancias, permitir que profesionales evalúen el área afectada por el sismo, enseguida se debe atender a medios de comunicación, mantener informado al personal de los efectos del sismo e iniciar las labores de reconocimiento.

En tanto para el personal del recinto y los asistentes al mismo, las indicaciones son, en principio, no correr y mantener la calma, alejarse de ventanas, ductos de aire y estanterías, tener presente que habrá mucho ruido por el temblor y objetos cayendo, esto ayudará a disminuir la impresión, permanecer alertas por la primera réplica del sismo que habitualmente sucede unos minutos después.

En caso de explosión

Si se diera una explosión de primer grado al interior del establecimiento, la brigada de PC deberá protegerse en un lugar seguro mientras dura la explosión, luego reportar el incidente al responsable de emergencias para que solicite ayuda a los grupos antiexplosivos.

Luego habrá que mantenerse distante de la zona afectada y esperar instrucciones, para después evacuar la zona.

En caso de que la explosión sea de grado 2 ó 3, el responsable de emergencias debe reunir a la brigada, ordenar la evacuación del área afectada, e iniciar el rescate de heridos, solicitar ayuda a cuerpos de auxilio, asegurar el área, organizar la atención a lesionados y el PMU.

Posteriormente, deberá elaborarse el censo de heridos, reporte de daños y remitir a los lesionados según la complejidad de los mismos, se deberán establecer zonas de seguridad, mantener informado al jefe de emergencia, si hay incendios proceder de acuerdo al protocolo anterior y atender a los medios de comunicación.

Para definir la evacuación de un lugar luego de una explosión se deben ubicar el lugar exacto del siniestro, el origen del mismo, si hay heridos y los riesgos asociados, como la posibilidad de una segunda explosión.

En cuanto a los asistentes al lugar, éstos deben protegerse en un lugar seguro, o en el piso mientras dure la explosión.

Durante una inundación

Si acaso se presentara una inundación en el inmueble que ocupa el establecimiento, hay un procedimiento en el Plan Interno de Protección Civil el cual precisa que el brigadista debe prestar a la señal alarma que se emita y sintonizar algún medio de comunicación disponible para estar pendientes de la información de la autoridad.

Posteriormente, orientar los primeros esfuerzos a la protección de las personas, evacuar al personal y clientes a una zona segura, usar el teléfono sólo para informar a las autoridades, retirar del exterior del establecimiento los muebles y objetos que puedan ser arrastrados por la corriente.

También se debe desactivar la energía eléctrica y el suministro de gas y el agua, no se deben tocar los aparatos eléctricos si están mojados, además se deberá preparar para abandonar el establecimiento y acudir a un lugar preestablecido.

También se debe evitar atravesar lugares inundados, a menos que así lo dispongan los cuerpos de socorro, y si no hay opción habrá que extremar cuidado al cruzar puentes posiblemente debilitados, también hay que alejarse de los lugares inundados ante el riesgo de nuevas crecidas de la corriente.

No debe dejarse para última hora la evacuación y es imperativo abstenerse de beber agua que no reúna todas las garantías de higiene, además de que el agua circundante puede estar contaminada.

Bajo dichos procedimientos de actuación es como hipotéticamente se debe actuar en los establecimiento de la ciudad de Guanajuato.

Capacitación por vacaciones

La Dirección de Protección Civil impartió la primera capacitación del año a dueños y empleados de bares y restaurantes del municipio, previo a la temporada de Semana Santa una de las más altas en flujo turístico.

El director de la dependencia, Carlos Ruiz Lona, refirió que a convocatoria de su dependencia a cargo hubo muy buena respuesta de los dueños y empleados de establecimientos.

La capacitación es relativa a dos de los procedimientos básicos para la atención de emergencias; evacuación y correcto uso de extintores, esto como parte del Programa Interno de Protección Civil.

“Estamos dando dos temas básicos que uno es evacuación de inmuebles y el otro uso y manejo de extintores ya que son temas importantes para que si hay una situación ellos tengan la capacidad de atenderla dentro de su inmueble y puedan sacar a la población sin problemas (...), ahí estamos haciendo hincapié en las rutas de evacuación y las salidas de emergencia que deben estar despejadas y tienen que contemplar el análisis de riesgo dentro y fuera de sus locales”, explicó el director.

Agregó que lo dicho en estas capacitaciones se va a poner en práctica durante los simulacros que esperan realizar después del periodo vacacional de Semana Santa.

A dicha capacitación asistieron un total de 34 dueños y trabajadores de antros y bares esto en dos sesiones una realizada el lunes y la otra ayer martes, cuando los convocados llevaron a cabo una practica de uso y manejo correcto de extintores.

El presidente de la Asociación de Bares y Centros Nocturnos de Guanajuato A.C., Jorge Anaya, refirió que la capacitación corresponde a un acuerdo que se tuvo con la dirección desde el principio de año para cumplir con la obligación del Programa Interno de PC, así como para garantizar un mejor servicio a los clientes de establecimientos, “que se sientan seguros cuando se encuentran en los negocios”.

Agregó que el ultimo curso que habían tomado en esta materia fue a mediados del año pasado cuando, sin embargo, no hubo capacitación en manejo de extintores, por lo que consideró que el presente curso está más completo que el anterior además ya contempla la realización de por lo menos dos simulacros en cada negocio en el presente año.

En esta nota:
  • seguridad