Noticias

Miles de turistas por el ‘puente’

El puente vacacional ha generado una gran afluencia de turistas en la ciudad.

Por:

Las principales calles de la ciudad fueron

Las principales calles de la ciudad fueron

Como ha ocurrido en otras ocasiones, el segundo puente vacacional de 2013 generó una fuerte afluencia de turistas en la ciudad, quienes desde el viernes pasado por la noche atiborraron hoteles, restaurantes y sitios de atracción turística.
Todas las calles de la zona centro, desde el templo de San Francisco hasta el Mercado Hidalgo, fueron tomadas y ocupadas por miles de visitantes de diversas ciudades y estados del país.
De igual forma ocurrió en puntos de atracción turística como el Museo de las Momias, la Mina de Valenciana, El Pípila, el Teatro Juárez, la Alhóndiga de Granaditas y otros lugares que lucieron hasta el tope.
La mayor presencia de turistas ocurrió los días sábado y domingo, cuando prácticamente se volvió complicado el tránsito de personas y vehículos por todas las calles y vialidades del Centro Histórico.
Al respecto, el titular de la Asociación de Hoteles y Moteles, Armando López Ramírez, señaló que la ocupación hotelera logró repuntar y llegar al 68 por ciento, cifra que generará buenos dividendos.
“Ha sido un fin de semana muy bueno, la ocupación se ubicó en el 68 por ciento y de verdad que para ser temporada baja, el panorama es muy alentador”, dijo.

Se mantiene afluencia de visitantes

Gracias a que la ciudad se ha ganado a pulso diversos nombramientos como el Patrimonio de la Humanidad y el de Capital Cervantina, el turismo se ha mantenido.

El director de Turismo Municipal, Alejandro Candelaria, reconoció que en león ha crecido el número de turistas y que en la ciudad capital se mantiene el flujo de visitantes.
“Tenemos que analizar el asunto desde el punto de vista del tamaño de las dos ciudades; León es muy grande, atrae a los convencionistas para sus reuniones de negocios, con esa infraestructura no podemos competir, sin embargo, la ciudad de Guanajuato se ha ganado a pulso diversos nombramientos como el de Patrimonio de la Humanidad y el de Capital Cervantina”.
Según Candelaria, los dos títulos permiten que la capital atraiga visitantes.”Nuestros turistas, nacionales y extranjeros, vienen en busca de arte, e historia, y se van satisfechos”.
Sin embargo, reconoció que tanto el gobierno como la iniciativa privada no deben conformarse con la buena publicidad que Guanajuato tiene en el exterior, “tenemos que ser más creativos, por un lado, los empresarios ofrecer mejores servicios, y nosotros mantener la difusión de los atractivos turísticos”.
Candelaria se encuentra en la ciudad de Puebla, asiste al Tianguis Turístico, desde ahí dijo en entrevista telefónica que el reto es competir con otras ciudades que ofrecen los mismos atractivos: historia y arte.

Les va bien a los ‘charamusqueros’

“Nosotros vivimos de echarle ganas, sólo así salimos adelante”, grita Guadalupe Torres, “charamusquero” de corazón, y quien afirma que este fin de semana a los dulceros del Mercado Hidalgo les fue muy bien.
“Hemos vendido, no debemos quejarnos, por el contrario, fíjese que gracias a Dios los turistas y la gente que vive aquí hacen sus compras y siempre nos socorren”.
Tanto don Guadalupe como su tocayo Lupe Anguiano llevan 30 años elaborando y vendiendo “charamuscas”, el dulce tradicional de Guanajuato. A las “charamuscas” les dan diversas formas, como las tradicionales “trompadas” que son dulces pequeños en forma de almohadas, o las “momias”, que son muñecos acompañados con botellitas de algún licor. Pueden ser “momias” solteras o con pareja, según sea el gusto y el bolsillo del comprador.
Las bolsas de “trompadas” cuestan 15 o 20 pesos; y las “momias” van de 20 a 45 pesos la pieza.
“Mire, de verdad, yo estoy a gusto con mi chamba, no gano mucho pero sí lo suficiente para irla pasando junto con mi familia; le doy gracias a la vida, a Dios de que mis padres me enseñaron el oficio, y yo les enseño a mis hijos esta tradición”, dice Guadalupe Torres.
Por su parte, Anguiano afirma que el sábado anterior le fue muy bien; “nos fuimos de aquí como a las 10 de la noche, y seguro estoy que si nos hubieran dado permiso de cerrar el mercado a las 12 de la noche habríamos vendido mejor”.
Los artesanos del dulce esperan que a partir del jueves próximo, cuando en Guanajuato se inician las vacaciones con motivo de Semana Santa, aumente la venta.

En esta nota:
  • turismo