Noticias

Muere al caerle portón

Manuel Martínez Ramírez de 35 años de edad, vivía en la colonia Independencia en Irapuato, y fue aplastado cuando soldaba con otro compañero unas lámi

Por:

El cuerpo del hombre qued

El cuerpo del hombre qued

Manuel Martínez Ramírez murió tras caerle encima un portón de 4 toneladas mientras estaba soldando unas láminas.
El portón fue colocado este jueves por sus compañeros que realizan labores de construcción de lo que será supuestamente el nuevo edifico del Instituto de Formación Policial ubicado sobre la carretera de terracería hacia la comunidad de Perules.
Otro compañero del ahora fallecido se dio cuenta de que la estructura metálica de aproximadamente 5 metros de ancho por 6.40 metros de alto se desprendió del gancho que sostenía y comenzó a caerse y alcanzó a correr.
Trabajadores que se dieron cuenta del accidente comentaron que aproximadamente a las 11:20 de la mañana de ayer, Manuel Martínez Ramírez, de 35 años de edad, quien vivía en calle 27 de Septiembre, de la colonia Independencia ubicada en Irapuato, estaba soldando junto con otro compañero unas láminas en el portón.
El día trascurrirá como cualquier otro de intensa labor, de repente la cadena, la cual sujetaba al portón con la estructura de concreto se zafó del gancho y la pesada estructura se cayó de repente.
Martínez Ramírez no se dio cuenta que el portón se le venía encima y quedó atrapado entre las estructuras de metal, su compañero se fue corriendo y logró ponerse a salvo, pero presentó crisis nerviosa al ver a su compañero bajo el portón.
“Estábamos soldando unas láminas, de repente escuché que la cadena tronó, di varios pasos para ver qué sucedía y en eso el portón se vino abajo, al percatarme, de inmediato corrí y le grité a mi amigo, pero no reaccionó rápido, cuando se dio cuenta ya fue muy tarde, corrió pero no alcanzó a salir, le faltaron escasos dos pasos para salvar su vida, nunca me imaginé que sucediera esta desgracia”, dijo el compañero de Manuel.
Al darse cuenta que su amigo estaba atrapado, comenzó a gritar pidiendo ayuda al resto de sus compañeros de la obra.
De inmediato corrieron a ver qué había sucedido, al llegar, colocaron debajo del portón una escalera de aluminio para levantar la pesada estructura y colocando una roca para detenerla.
Los trabajadores movieron el cuerpo de Martínez Ramírez, pero no respondía, trataron de encontrarle el pulso pero no encontraron los signos vitales, por lo cual llamaron a la Cruz Roja.
Al lugar arribó de inmediato la ambulancia 199, con dos paramédicos, quienes trataron de reanimar al hombre.

En esta nota:
  • sucesos