Noticias

Mujeres celebran el milagro de vivir

Cada año participan como ‘cargadoras’ de la Virgen de Dolores habitantes del Cerro del Cuarto, en una peregrinación hasta la Basílica de la ciudad.

Por:

Las

Las

Hace 20 años, Virginia se recuperó de una enfermedad difícil, entonces comprendió que la vida da vueltas inesperadas y que cada momento se debe vivir como si fuera el último, comprendió que “el sólo vivir ya es un milagro”.
A pesar de que era muy joven, asegura que comprendió por qué los seres humanos están destinados a realizar actos en beneficio de los demás, y finalmente “de uno mismo”; desde entonces es “cargadora” de la Virgen de los Dolores; concretamente, de la imagen que se venera en el Cerro del Cuarto.
“Me gusta hacer esto, me siento feliz porque además de festejar a nuestra patrona, los vecinos hemos organizado una verdadera hermandad, siempre ayudamos a las personas que necesitan nuestro apoyo, con acciones directas como darles un taco a los mendigos del rumbo, a quienes también les damos chamba para realizar trabajos domésticos; nosotros creemos, como lo dice San Pablo, que la fe sin acciones es una fe muerta”.
Virginia Damas Malacara habla después de que la peregrinación llega a la Basílica de Guanajuato, se toma fotos con las otras “cargadoras”, y vuelve a platicar de sus experiencias.
“En el Cerro del Cuarto tenemos una capilla que se sostiene con la cooperación de los vecinos, ahí no tan sólo oramos, también es nuestro punto de reunión para discutir problemas de la colonia, problemas personales, cosas cotidianas que nos suceden”.
En la semana pasada los vecinos –cuenta Virginia- cooperaron para reunir un “poquito de dinero y víveres que le entregamos a una familia porque el papá se quedó sin trabajo, de esta forma nos ayudamos, porque creemos que la fe hacia la Virgen, sin acciones concretas es una fe muerta”. Doña Virginia agrega: “Dos manos que ayudan son más útiles que unos labios que rezan”.
La peregrinación
Desde los pastitos hasta la Basílica de Guanajuato, este domingo se realizó la peregrinación que cada año efectúan los vecinos del Cerro del Cuarto en honor a la Virgen de los Dolores; después de ello, hubo una celebración religiosa; “cargadoras” y “cargadores” se tomaron fotografías y regresaron con la imagen hasta el popular barrio.
Pero la idea principal de Virginia Damas Malacara, el verdadero acto de fe está atrás del hecho de cargar las imágenes: “La imagen sólo es eso, una imagen, lo importante es ayudarnos unos a otros”.

En esta nota:
  • religión