Noticias

Música de la época de Agustín Lanuza

Antonio Barberena comenzó con el famoso vals “Dios nunca muere” de Macedonio Alcalá. Enseguida continuó con música de otros autores

Por:

El p

El p

El primer festival dedicado al poeta, historiador y abogado Agustín Lanuza llegó a su fin con la presentación del acordeonista Antonio Barberena, en el Museo de Sitio Ex Convento Dieguino.
Para la ocasión, el músico preparó un programa enfocado a dos importantes épocas que recalcan la historia del Museo ubicado en el corazón de la ciudad. El músico llevó al público a la época en que llegaron los dieguinos a Guanajuato, con piezas como “Suite española” de Gaspar Sanz, “Fanfare de la caballería de Nápoles”, “Danza de las hachas”, entre otras.
En esta primera parte del programa, se habló un poco sobre la música que resaltó hace más de 300 años y que gracias a músicos como Barberena, sigue vigente en el sentido auditivo de las nuevas generaciones.
Después de un breve intermedio, se habló un poco sobre la segunda parte del programa dedicada a la época en que viviera Agustín Lanuza. Del tiempo que vivió se rescatan dos raíces históricas que todo mexicano tiene que saber y conocer, el porfiriato y el revolucionario.
El acordeonista comenzó con el famoso vals “Dios nunca muere” de Macedonio Alcalá. Enseguida continuó con música de Carlos Curti, Luis G. Jordá y del guanajuatense Juventino Rosas. Éste último reconocido a nivel mundial por su destacada trayectoria artística.
Después de algunas piezas siguió “Marcha de Zacatecas” de Genaro Codina, por su parte, Antonio Barberena aseguró que pese a que esta pieza se le relaciona con la Revolución Mexicana, no es así, pues la marcha se dio a conocer en el tiempo en que Porfirio Díaz fue presidente de la República Mexicana.
Antes de tocar “Vals Carmen” el músico comentó que la pieza tuvo un gran éxito a nivel internacional, tal y como en su momento lo tuvo “Sobre las olas”. Como dato interesante la pieza se compuso para la amada de don Porfirio.
Para cerrar este programa musical, se escuchó la polca “Las bicicletas” de Salvador Morlet. El público aplaudió con entusiasmo, por lo cual Barberena compartió una pieza contemporánea que hizo recordar a Francia.
Antonio Galindo, director municipal de Cultura y Educación; Paloma Robles Lacayo, coordinadora del Museo de Sitio Ex Convento Dieguino y Ángel Sánchez, director municipal de Turismo agradecieron al público por su presencia y los invitaron a seguir participando en los próximos eventos a realizarse en el Museo.
El público celebró con un brindis con la presencia de los nietos de Agustín Lanuza, guanajuatense que en vida escribiera “Romances, tradiciones y leyendas guanajuatenses”. A más de 100 años de su natalicio el Museo lo honra con un primer festival dedicado a su trabajo literario.

En esta nota:
  • música