Noticias

Obras en Querétaro contribuyeron a inundación en Honda

Influyen proyectos hidráulicos de Querétaro en inundación que afectó instalaciones, economía y empleos de la empresa automotriz en Celaya

Avatar del

Por: Jesús García López

El río Querétaro tiene un cauce de agua vigoroso que provoca afectaciones en tiempos de lluvias, debido a su crecida.

El río Querétaro tiene un cauce de agua vigoroso que provoca afectaciones en tiempos de lluvias, debido a su crecida.

Celaya.- La inundación en la planta Honda de Celaya de hace un año, no sólo fue causada por el desfogue de la presa Allende hacía el río La Laja, sino que gran parte del agua que llegó a esta zona también fue producto de obras hidráulicas realizadas en Querétaro.

Así lo revelaron fuentes del Gobierno de aquella entidad y de Guanajuato, quienes aseguraron que las obras del río Querétaro y del canal El Arenal, que se realizaron dentro de la mancha urbana el año pasado, influyeron para que una mayor cantidad de agua llegara al río La Laja y por consecuencia anegara comunidades al suroriente de Celaya donde se encuentra la armadora automotriz.

“Las consecuencias que trajo para Guanajuato, es porque (el gobernador) embovedó el río Querétaro, por donde tiene un límite entre Guanajuato y Querétaro y unos canales, entonces esa agua baja con una velocidad impresionante, haz de cuenta que la aventó para acá, ya cuando nos dimos cuenta pues el hombre ya había hecho la obra”, comentó una fuente gubernamental que solicitó el anonimato por temor a represalias.

El 28 de junio de 2018 la producción de la planta automotriz Honda Celaya se detuvo tras el desbordamiento del río La Laja, que cruza a un kilómetro y medio de sus instalaciones ubicadas en la comunidad de Juan Martín.

Fue tanta el agua que entró al complejo automotriz que se tuvo que rescatar a los empleados en los camiones que se utilizan para el transporte de personal.

Las consecuencias fueron desastrosas en materia financiera, debido a que Honda reportó pérdidas por 442 millones de dólares, más de ocho mil millones de pesos al tipo de cambio de entonces.

A partir del 15 de noviembre de 2018, Honda México reinició operaciones luego de casi cinco meses de permanecer sin actividad, por los severos daños a sus instalaciones. 

A pesar de las pérdidas millonarias, la empresa japonesa informó que los sueldos de sus cinco mil trabajadores se estuvieron cubriendo de forma continua y nunca se despidió a nadie.

am recorrió el río Querétaro para conocer la zona que fue embovedada y se pudo observar que algunas de las paredes ya comenzaron a desprenderse con las primeras lluvias registradas en la presente temporada. 

Las obras

En marzo de 2018, tres meses antes de la inundación en Honda Celaya, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, acudió a supervisar las obras de embovedamiento de las paredes del río Querétaro en uno de los tramos de la avenida Universidad de la capital queretana.

El cauce del río se cubrió con piedra laja y cemento en sus paredes para embellecer la zona, evitar la maleza que surge cada año en la época de lluvias, además de darle una mayor fluidez a las aguas del afluente.

Para esta obras la administración de Francisco Domínguez aprobó 134.1 millones de pesos, de los cuales 99.1 millones se aplicaron en la primera etapa y 35 millones en la segunda.

En su momento se dio a conocer que el origen de los recursos eran 117.1 millones de pesos del Estado y el resto de la Federación.

Se informó en medios de comunicación de aquella entidad que a lo largo de 3.2 kilómetros se realizarían obras para el mejoramiento de la conducción hidráulica del río Querétaro que atraviesa un importante área de la capital queretana y su zona metropolitana.

En una entrevista para el diario El Universal el 5 de marzo de 2018, el gobernador Francisco Domínguez declaró que se buscaba crear una infraestructura para facilitar un mejor desalojo de las aguas pluviales dentro de la zona, en beneficio de ocho mil habitantes.

Sin embargo, la ejecución de estas obras fueron en perjuicio de localidades de Guanajuato, principalmente en el municipio de Celaya donde se instaló la armadora japonesa Honda.

Pero además los trabajos para embovedar el río no resultaron ser los mejores, debido a que hace unas semanas la piedra y el concreto se desprendieron en la zona de la colonia Santa María Magdalena en un tramo de 200 metros aproximadamente.

“Estamos colocando otra vez la piedra que se desprendió, se la llevó la corriente porque ha llovido fuerte estos días y baja con mucha fuerza el agua de las colonias de Querétaro”, comentó uno de los trabajadores.

En esta nota:

Comentarios