‘Olvidan’ COVID los Reyes Magos

De 4 a  8 de la noche habían acudido a la explanada de la Plaza del Comercio Popular alrededor de 2 mil 700 personas, informó Protección Civil

Avatar del

Por: Eribaldo Gutiérrez

En algunos pasillos si se registraron aglomeraciones de personas. Foto: Julián Pérez

En algunos pasillos si se registraron aglomeraciones de personas. Foto: Julián Pérez

Irapuato.- A pesar de las recomendaciones de no salir de casa por el aumento en casos de COVID-19, el centro de Irapuato y la explanada de la Plaza del Comercio Popular registraron gran afluencia de personas. 

En la explanada de la Plaza del Comercio se pudo observar que contaban con protocolos de sanidad, pues a los visitantes se les tomaba la temperatura, se les colocaba gel antibacterial y se les pedía el lavado de manos; sin embargo, una de las entradas a este lugar estaba descuidada y las personas entraban si revisarse estas medidas.

Israel Martínez Negrete, coordinador de Protección Civil, comentó que de 4 a  8 de la noche habían entrado al lugar alrededor de 2 mil 700 personas.

Mantenemos un operativo en recorridos constantes en los lugares donde creemos que hay mayor número de personas aquí en la Plaza del Comercio”, dijo.

Señaló que las personas se retiraban en cuanto hacían sus compras y eran pocos los que se quitaban el cubrebocas dentro del lugar, por lo que de inmediato se les pedía que se lo volvieran a colocar.

Añadió que a los comerciantes se les pidió agilizar las ventas para evitar aglomeraciones de personas, además que los pasillos que permanecieron más solos fueron aquellos donde se vendía ropa y zapatos.

20 de noviembre, un mar de personas 

Uno de los lugares donde hubo un aumento considerable de personas fue la calle 20 de noviembre, sitio donde hay varias jugueterías y donde los irapuatenses dejaron de lado los protocolos.

Asimismo hubo comerciantes que se molestaron cuando las autoridades les pedían que hicieran caso de las recomendaciones para evitar más contagios.

egutierrez@am.com.mx

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?