Noticias

Pandemia deja varados a circos en León

Cerca de 15 circos instalados en León y alrededores tuvieron que bajar el telón debido al coronavirus; ahora, tras más de siete de meses de cierre, 350 trabajadores del gremio piden levantar las carpas a las autoridades

Avatar del

Por: José Antonio Castro Murillo

Artistas y dueños del circo recorren las calles de la ciudad para pedir ayuda, ya sea en especie o económica. Foto: Omar Ramírez

Artistas y dueños del circo recorren las calles de la ciudad para pedir ayuda, ya sea en especie o económica. Foto: Omar Ramírez

León, Guanajuato.- Tras siete meses sin poder trabajar, el panorama ha empeorado para casi 350 trabajadores de circos que estaban en las cercanías de León y quedaron varados por la pandemia del Covid-19, por lo que han tenido que salir a pedir apoyo del que fue su público.

La camioneta con la que el Circo Único de las Estrellas anunciaba su espectáculo, ahora es usada para pedir la solidaridad de los leoneses. Foto: Omar Ramírez

Las sonrisas, maromas y acrobacias pararon hace siete meses y hoy las personas que dependen de esta actividad sortean deudas, incertidumbre y desesperación. 

Viviendo al día

“En los circos es el artista, los que levantan y bajan las carpas, fotógrafos que trabajan en los circos, los que trabajan en las dulcerías, los representantes y los dueños. Somos gente que vivimos al día, sin nada guardado”, señaló Gabriel Valdés, trabajador del Circo Único de las Estrellas y representante del gremio en la zona.

La vida en los circos que recorren el país de comunidad en comunidad o en las colonias periféricas de las principales ciudades, dio un giro de 180 grados en marzo pasado cuando se detuvo su actividad totalmente.

Si ese día trabajamos, al otro día comemos; si ese día no trabajamos, al otro no comemos.

Al pie de la camioneta en la que desde hace ocho días recorre León, Gabriel narró que cuando inició la pandemia del Covid-19 en marzo pasado, él y su familia se encontraban con su Circo Único de las Estrellas en Veracruz.

Allá nos aguantamos cinco meses parados con las cosas y ahí se quedó gente, yo me vine para acá a moverme para saber qué podía hacer, para mandarles a ellos algo.

Pero al regresar a León se topó con más colegas en una situación similar,  “más o menos andan unos 15 circos y tan sólo aquí alrededor, entre Silao, Romita, León y Lagos de Moreno”.

Gabriel Valdés, representante de los circos en la zona, pide el apoyo de las autoridades para que los dejen trabajar lo antes posible. Foto: Omar Ramírez

Estos negocios de entretenimiento representan el ingreso de 350 a 400 personas, aproximadamente, detalló Valdés.

Se cerraron las opciones 

Tras más de medio año sin trabajar, las opciones se han ido cerrando para ellos.  

“Aquí me cansé de vender manzanas, la gente ya no nos la compra porque ya antes las habían comprado y se nos quedaban”.

“Hay compañeros que están en los semáforos trabajando, como aquí no nos dejaron unos días, unos andan en Lagos, otros se fueron a Irapuato, otros están en Romita”, añadió Gabriel.

Son siete meses que llevamos parados, ya empeñamos los relojes, la computadora, los celulares, ya no tenemos de dónde echar mano, por eso es que ya salimos a las calles. Ya ni televisión tengo, y ahí está Dios que me está escuchando, hasta la televisión voló.

Por eso, desde el 25 de septiembre decidieron salir a pedir apoyo del que alguna vez fue su público. Aquella camioneta y su bocina con la que anunciaban su espectáculo, ahora es usada para pedir la solidaridad de los leoneses.

Hemos salido a las calles y, gracias a Dios, la gente sí ha respondido con lo que pueden, una bolsa de arroz, una bolsa de frijol, o algo de leche en polvo, lo que sea su voluntad y que no perjudique su bolsillo, pero es algo que nos va a ayudar bastante.

Aunque platicó que han llegado a ser cuestionados, “ayer me topé un señor que me dijo: ‘oiga, póngase hacer otra cosa’; le dije: ‘mire, yo desde que nací echo maromas y soy cirquero’. No digo que a lo mejor no pueda echar un ladrillo o algo, pero creo que no lo voy a hacer bien”.

La ayuda es repartida por Gabriel entre los circos que están varados en la zona; durante las mañanas, él se dedica a llevarles lo recaudado cada día.

Lamentan olvido y piden ayuda

Gabriel lamentó el olvido que hubo en la pandemia para el sector, “todo mundo tiene la palabra circo en la boca y ahorita que necesitamos nadie se acuerda de nosotros”.

Hablaron de todo el mundo, de los cines, de los teatros, de las empresas de los bares y todo, y el circo olvidado, no han dicho cuándo va a empezar el circo; hasta que fueron los del circo a hacer su plantón a México, entonces se acordaron que había circo.

Señaló que las autoridades “nos han apoyado con lo que se puede, pero no es suficiente, somos muchos. La mejor ayuda será que el Gobierno ya nos deje trabajar, podemos colaborar”, afirmó.

Inicialmente les dijeron que habría posibilidad de retomar actividades en enero, y ahora tienen esperanza de que sea en diciembre, pero entre más pronto, mejor, pues la situación es crítica.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?