Noticias

Peñafiel lucha por sobrevivir

Con sólo 23 habitantes que tratan de sobrevivir día con día, el poblado no cuenta con apoyo.

Por:

El Templo de la Asunci

El Templo de la Asunci

Con sólo 23 habitantes que tratan de sobrevivir día con día, el poblado de Peñafiel que se encuentra ubicado a 2 kilómetros aproximadamente del municipio de Guanajuato no cuentan con apoyo.
A pesar del desarrollo que ha tenido la ciudad y de que Guanajuato es uno de los principales lugares turísticos a nivel nacional, así como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, aún resguarda pequeños poblados, que aunque mágicos, están en la marginación total.
Peñafiel es uno de ellos; sus habitantes subsisten de lo que ganan día con día, los pobladores platicaron que antes eran empleados mineros, pero un día se les acabó el trabajo, ahora subsisten empleándose en carnicerías, también como obreros y con empleos temporales.
Gran parte de los habitantes trabajaba en la minería, pero debido a que esta fuente de trabajo ha estado en decadencia y con problemas de productividad se han visto en la necesidad de trabajar en lo que sea.
Las casas son de adobe y ladrillos, los techos de láminas y madera, aún hay unas partes donde el piso es empedrado, pero la mayoría es de terracería, la belleza la resguardan aún en el Templo y en lo pintoresco que luce Peñafiel.
En esta comunidad se encuentra el Templo de la Virgen de la Asunción, la cual veneran en el mes de agosto, la festividad convoca a cientos de visitantes y según cuentan los propios lugareños, ese día abren el majestuoso templo para la ceremonia religiosa, antes no.
Sin ningún medio de transporte, los lugareños de Peñafiel caminan más de 4 kilómetros todos los días (ida y vuelta) para llegar al Centro de la Capital y así poder emplearse en algún sitio.
Existen alrededor de 7 casas, habitadas en su mayoría por mujeres, niños y ancianos. Es una comunidad que carece de tierras de cultivo, o alguna forma de trabajo que les remunere un salario para vivir.
El gobierno hace muy poco por la comunidad debido, según dicen, a la poca población con que ésta cuenta, sólo el templo de la Asunción fue restaurado en el sexenio pasado.
Las viviendas que habitan estas 23 personas son propiedad de la empresa minera Peñoles, ellos están conscientes de que en cualquier momento tienen que desalojar las viviendas pues la empresa las puede requerir.

En esta nota:
  • ciudad