Noticias

‘Peregrina’ otra vez en manos de Peñoles

Trabajadores no perderán su empleo, sólo se vence el contrato de la Compañía El Cubo para explotar la mina.

Por:

Por las calles de la ciudad, los mineros marcharon ayer rumbo al Pante

Por las calles de la ciudad, los mineros marcharon ayer rumbo al Pante

La mina “Peregrina”, que da empleo a 200 trabajadores, volverá a ser administrada por sus dueños, los propietarios del Grupo Peñoles, luego de que a partir de mayo venza el contrato mediante el cual sus instalaciones son prestadas a la Compañía Minera El Cubo.
Benjamín Jaramillo, dirigente de la Sección 142 del Sindicato Minero, explicó que “el mes próximo se vence el plazo para que la Minera El Cubo devuelva las instalaciones que tiene prestadas, sin embargo, la producción no se detendrá, tampoco los trabajadores perderán su empleo”.
“‘Peregrina’ no será cerrada, se supone que el Grupo Peñoles al pedir las instalaciones va a trabajar seguramente con otras concesiones que le otorgó el Gobierno”.
En cuanto a los trabajadores, el dirigente sindical expuso que quienes actualmente laboran en “Peregrina” son contratistas y no pertenecen al sindicato; sin embargo, si solicitan su ingreso, podrían ser instalados en la mina El Cubo, concesionada a la empresa canadiense Endervour Silver.
“La empresa del Cubo puede decidir si los integra a su nómina como sindicalizados, también puede suceder que Peñoles los absorba a su plantilla laboral, eso lo deben analizar las empresas y los trabajadores en lo particular.
“Nosotros, como sindicato, estamos abiertos al ingreso de nuevos compañeros, si es que la empresa los requiere”, dijo Jaramillo.
Cabe recordar que en “Peregrina” se producen oro y plata.
La fiesta en paz
Según Benjamín Jaramillo, actualmente en la Minera El Cubo “la fiesta está en paz”, porque “siempre hemos buscado que la empresa sea productiva, con el diálogo, el trabajo de todos, por ello hemos tenido acuerdos importantes como el incremento salarial del 8%, más un 2% a prestaciones y el 8% a las obras a destajo, con estos acuerdos, todos ganamos”.

Adecuada seguridad en minas

Los sistemas de seguridad al interior de las minas del distrito minero de Guanajuato son adecuados y suficientes para evitar accidentes mortales, sin embargo, la mayor parte de éstos son atribuibles a errores humanos.
Así lo consideró el secretario general de la Sección 142 del Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, Benjamín Jaramillo Salcedo, quien explicó que normalmente los accidentes vienen precedidos de errores.
“Claro que las minas cuentan con las medidas de seguridad. Desafortunadamente muchas de las veces, uno como trabajador comete errores y es cuando vienen los accidentes”, dijo.
El dirigente del sindicato minero dio a conocer que incluso los trabajadores acuden a cursos de capacitación que imparten las autoridades de la mina, con la finalidad de acabar con los accidentes mortales.
Jaramillo Salcedo señaló que el trabajar al interior de una mina siempre genera riesgos y por ello el personal debe de estar atento para conocer los sitios y lugares en donde se puede trabajar y donde no.
“Nosotros como sindicalizados tenemos ese derecho; si está mal el lugar o no podemos entrar, no vamos a entrar y nadie nos puede obligar”, afirmó.
Recordó que en lo que va de este año se han registrado dos muertes al interior de las minas de Guanajuato, pero en ambos casos no es personal al servicio de la mina del Cubo, sino contratistas que son externos.
Respecto de los programas de capacitación, aclaró que éstos aplican de forma permanente para todo el personal, pues la finalidad es que desarrollen sus actividades en las mejores condiciones posibles de seguridad y así evitar los accidentes mortales.
Debido a los constantes accidentes, Jaramillo Salcedo hizo un llamado a sus compañeros para que trabajen y observen las medidas precautorias y evitar poner en peligro sus vidas.

Recuerdan mineros a sus mártires

En 1937, luego de haber participado en una reunión, 6 líderes del sindicato minero regresaban a la ciudad, pero fueron asesinados en un predio conocido como “Las Raíces”, en el camino al mineral del Cubo. En recuerdo a su lucha sindical, este 22 de abril, trabajadores mineros les rindieron un homenaje.

Primero, en una ceremonia religiosa, efectuada en la Basílica de Guanajuato, y luego, con una marcha desde la Plaza de la Paz hasta el Panteón de Santa Paula, y finalmente, con un homenaje ante el monumento erigido en su honor, los mineros y sus familias recordaron la muerte de sus compañeros.
Según la historia, narrada por niños de la escuela primaria “Mártires del 22 de Abril”, Simón Soto, Antonio Vargas, Luis Fonseca, Reynaldo Ordaz, Juan Anguiano y Antonio García eran jóvenes entusiastas, comprometidos con la lucha sindical, “muchachos que esperaban un futuro mejor para el País, y que ahora son un ejemplo a seguir para nosotros”.
En la narración, presentada por 6 niños, se dijo que el pago para asesinar a los sindicalistas fue de 10 mil pesos, y que el autor intelectual, un empresario estadounidense, murió sospechosamente 15 días después. Su cuerpo fue sacado de la mina, luego de ser aplastado por una roca, nunca se aclaró si fue accidental o premeditada su muerte.
En el panteón, unas 200 personas, entre ellas familiares de los homenajeados, guardaron un minuto de silencio, no tan sólo por los mineros guanajuatenses, también por los trabajadores que fallecieron en la mina Pasta de Conchos.
En el monumento en honor de los caídos se colocaron ofrendas.
Previamente, durante la ceremonia religiosa, el Abad Juan Rodríguez Alba dijo a los mineros que su esfuerzo debe ser reconocido por la sociedad: “Ustedes desempeñan un trabajo altamente peligroso, rodeado de riesgos, por ello, deben ser reconocidos, ustedes son héroes”.

Con la Ley minera ven protección a campesinos

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros pugnará porque en la Ley minera, que se discute actualmente en el Congreso de la Unión, se proteja a los dueños de la tierra, a los ejidatarios y campesinos de cada región, señaló Juan Linares Montúfar, integrante del Consejo Ejecutivo Nacional del sindicato minero.
“Mediante el derecho de extracción, un impuesto especial minero, se pretende que a los ejidatarios y comuneros, los empresarios les paguen lo que les corresponde; siempre, los más perjudicados son los dueños de la tierra porque los empresarios les pagan lo que quieren, y a veces ni les pagan. Por ello, parte del impuesto debe quedar en las comunidades, en beneficio de sus habitantes ellos son los más afectados”.
El sindicalista explicó: “Cuando una mina es explotada lo único que queda es pura tierra estéril que nada produce, sólo más pobreza”.
“Es una de nuestras preocupaciones, pero también en la iniciativa buscamos que no se den tantas concesiones a un solo grupo, porque el territorio nacional no es de una sola gavilla, sino de todos los mexicanos”, dijo, y agregó que en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón se otorgaron “demasiadas concesiones a Grupo México”.
“A ellos les dieron todas las concesiones que quisieron, casi se las regalaron en las anteriores administraciones, como si el territorio nacional fuese de un solo grupo”.
Problemas con Germán Larrea
En cuanto a los conflictos con Germán Larrea, a quien calificó como “uno de los hombres más ricos del País, un hombre que no tiene conciencia, ni sentimientos”, manifestó que desde hace 6 años, el propietario de minas en Cananea, Sombrerete y Taxco ha provocado serios problemas debido a que no respeta los derechos más básicos de sus trabajadores.
“Tenemos más problemas con él que con los empresarios extranjeros porque los extranjeros reconocen un poquito más el trabajo del minero; en cambio, Larrea trata de acaparar todo para él y explotar al mexicano, cuando debería ser al contrario”, finalizó.

En esta nota:
  • minería