Noticias

Piden libros extra en escuela pública

Los padres de familia de la escuela ‘Luis González Obregón’ deben comprar libros extra para sus hijos en segundo y sexto año.

Por:

Los libros cuestan entre 65 y 195 pesos cada uno. Foto: Alberto Mart

Los libros cuestan entre 65 y 195 pesos cada uno. Foto: Alberto Mart

Además de los libros de texto gratuitos que brinda la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) a alumnos de primaria, los padres de familia de la escuela ‘Luis González Obregón’ deben comprar libros extra para sus hijos en segundo y sexto año.
Los libros que solicitan optativamente los profesores oscilan entre 65 y 195 pesos cada uno, sirven como complemento para ejercicios de aprendizaje y pueden ser adquiridos tanto en la institución como en papelerías, aunque muchas veces las ediciones difieren, comentó personal administrativo de la escuela.
Un comentario anónimo a AM denunció que en la escuela en mención la directora forzaba a los padres a comprar cinco libros además de los que entrega la SEG, lo cual consideraba un abuso por parte de la escuela.
Sin embargo, al acudir este medio a la institución educativa, la respuesta de los padres de familia que se encontraron ahí y quienes pidieron no publicar sus nombres fue de aceptación a la medida en cuestión.
AM entrevistó a cinco madres de familia y éstas aseguraron que desde que ingresan sus hijos en esta escuela están conscientes de que se les pedirá material extra y que éste es para su mejor aprovechamiento.
Detallaron que los libros que les piden son la guía de estudio, libros de ejercicios de caligrafía y el libro de lecturas para mejorar la comprensión lectora, ya que en la boleta de calificaciones se pide evaluar este aspecto en particular y no vienen ejercicios en el libro de texto gratuito.
“Yo acabo de comprar los libros y el uniforme aquí, no nos hacen comprarlos a fuerza pero luego batallo más buscándolos por fuera”, comentó una madre de familia, quien tiene a su hijo en tercero.
Otra madre de familia, quien tiene un hijo en sexto grado y desde primero cursa su educación ahí, explicó que “para mí está bien porque es material que le sirve a mi hijo para que aprenda mejor, en mi caso no me molesta, al contrario”.

En esta nota:
  • educación