Noticias

Pierde Guanajuato agua de sus presas

Ubican en San José del Rodeo y Santa Teresa áreas para construir la nueva presa. La proyección de un nuevo vaso captador de agua es urgente a la capit

Por:

Presa de La Esperanza, ubicada en el poblado de Valenciana. Foto: Juan Carlos Luna

Presa de La Esperanza, ubicada en el poblado de Valenciana. Foto: Juan Carlos Luna

En un periodo aproximado de 30 años la capital perderá como fuente de abasto de agua potable la presa de La Soledad, esto por los constantes acumulamientos de azolves que presentan las presas del municipio.
El regidor del PRD, Fausto Montoya Acosta, indicó que tiene un estudio elaborado en 2010, donde se reflejó que este cuerpo de agua presentó niveles de azolve del 55.77 con respecto a su capacidad total de almacenamiento.
Y que la presa de La Soledad en un inicio tenía una capacidad de almacenamiento de 4.2 millones de metros cúbicos, y para el 2010 tenía 2.3 millones de metros cúbicos de azolve.
“La presa de La Soledad lleva una acumulación paulatina de azolves de aproximadamente 40 mil metros cúbicos anuales.
“Es una presa que según la proyección en el 2040 ó 2050 tendría muy poca capacidad de almacenamiento”, puntualizó.
Mientras que La Esperanza presenta una situación similar; en consecuencia, aunque se tenga una determinada concesión de captación de agua, no habrá dónde almacenar el vital líquido.
Ejemplificó que la presa de La Esperanza tiene una capacidad de almacenamiento de 1.6 millones de metros cúbicos y actualmente presenta azolves de 682 mil metros cúbicos, cifra que representa el 42% de su volumen.
En tanto que la presa de Mata tiene una capacidad 1.9 millones de metros cúbicos, con azolves de 414 mil metros cúbicos, que significan el 21.26%.
Buscan nueva presa
Así que el martes el regidor acompañará al alcalde Luis Fernando Gutiérrez Márquez a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para solicitar la construcción de una nueva presa en el municipio, ya que hay que hacer la proyección de la obra a corto plazo para beneficio de los capitalinos y sus comunidades.
Para la construcción se tienen identificadas dos áreas; una, en San José del Rodeo, y otra, en las inmediaciones de Santa Teresa.
Si la construcción de la presa es en San José del Rodeo, dejaría este cuerpo de agua a 8 kilómetros en línea recta de la mancha urbana, aunque quedaría por debajo del nivel de la ciudad, así que se requeriría bombear el líquido. Aquí el potencial de escurrimiento anual es de 29.9 millones de metros cúbicos.
“El diseño de la cortina y su altura dependerá de las negociaciones que se hagan con la Conagua, ya que requerimos conocer el volumen que nos permitirían tomar de agua.
“Hay que tener en cuenta que estos lugares, están dentro de la cuenca hidrológica de la presa de La Purísima, así que tenemos que acudir primero con la Conagua”, señaló.
Pero si la presa se construye en Santa Teresa, quedaría un cuerpo de agua a un kilómetro de la colonia Las Teresas. Con un potencial de escurrimientos anuales de agua de 7.16 millones de metros cúbicos.
Finalmente, el regidor indicó que desazolvar presas sale caro, porque por cada metro cúbico de azolves que se saca se capta la misma cantidad, mientras que una nueva presa por cada metro cúbico de tierra se puede captar entre 50 y 100 metros cúbicos de agua.

En esta nota:
  • agua