Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Los tubos que traerían a León agua de la presa El Zapotillo están abandonados en Barranca de Venaderos, cubiertos por la maleza y con óxido.

Avatar del Avatar del

Por: Cutberto Jiménez y José Antonio Castro

1/5
Los tubos que serían usados para el acueducto que traería agua de El Zapotillo a León están abandonados a la intemperie en Barranca de Venaderos. Fotos:  José Antonio Castro

Los tubos que serían usados para el acueducto que traería agua de El Zapotillo a León están abandonados a la intemperie en Barranca de Venaderos. Fotos: José Antonio Castro

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

Abandonan tubería de acueducto de El Zapotillo en Barranca de Venaderos

León, Guanajuato.- Los tubos que iban a traer el agua de El Zapotillo a León están hoy abandonados. En la zona de Barranca de Venaderos, municipio de León, permanecen al aire libre algunos de los grandes tubos que en 2016 llegaron con la esperanza de que era el inicio del acueducto que conduciría el agua de la presa El Zapotillo de Jalisco a la ciudad.

La obra se construiría entre el 2014 y el 2017 con el objetivo de llevar agua de Río Verde a León para los siguientes 25 años. Llegaron algunos tubos y nada se hizo.

En enero de 2016 se anunció que ya estaban en León los primeros 75 metros de tubería para arrancar obra, y el entonces director general del Sapal, Enrique Torres López, expresó en entrevista: “Ya hay tubo, ya se está trayendo, están comprando”.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Se manifestó optimista de que el Acueducto no tuviera retorno y que: “En agosto de 2018, como ya estaba contemplado, estaremos recibiendo agua del Zapotillo”.

El conflicto con Abengoa

En 2011 se asignó la concesión de la obra del Acueducto y mantenimiento de la infraestructura por 25 años a la española Abengoa. Fue hasta octubre del 2014 que se firmó el título de concesión. En agosto de 2017 la empresa renunció al proyecto.

En mayo del 2016 las autoridades y el concesionario visitaron la zona de Barranca de Venaderos, en León, a donde llegó la tubería para comenzar con la obra. El último reporte oficial es que solamente se avanzó en dos de los 140 kilómetros.

La concesionaria española entró en insolvencia en 2016 y la obra no avanzó.

En agosto del 2017 “renunció sin responsabilidad” a la concesión de Conagua, en noviembre de 2018 le aceptó la renuncia y desde entonces comenzó un litigio entre el Gobierno federal y la empresa ante el Tribunal de Justicia Administrativa.

Abengoa alegó que le incumplieron con el derecho de vía y pidió indemnización.

Banobras presentó el 14 de noviembre de 2020 una demanda mercantil contra Concesionaria del Acueducto El Zapotillo (CAZ), filial de Abengoa, para exigir el pago del crédito que le otorgó en diciembre de 2014. El monto máximo del crédito era de 2 mil 306 millones y CAZ dispuso en septiembre de 2015 de los primeros 220 millones, publicó Reforma el 14 de julio pasado. El director general del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), Enrique de Haro Maldonado, confirmó que el conflicto con Abengoa continúa.

“La obra del Acueducto está en un litigio y la presa se tomó la determinación de detenerla ahí, a 79.7 metros de altura, de los 105 del proyecto original. Si el Presidente da el banderazo tendrían que resolver el litigio con Abengoa”, comentó hace unos días, antes de la definición de no dar agua del Zapotillo a León. El Acueducto a León (que AMLO anunció el sábado que ya no está contemplado) podría estar en tres años, tiempo para que la presa almacene agua suficiente.

LO QUE NO FUE…

El Acueducto El Zapotillo consiste en una línea de conducción en acero de 140 kilómetros de longitud con diámetros entre 86 y 96 pulgadas, dos plantas de bombeo con altura de 250 metros, una planta potabilizadora de 3.8 metros cúbicos por segundo de capacidad, un tanque regulador en Venaderos de 100,000 m3 y un macrocircuito distribuidor de 40 kilómetros con 10 sitios de entrega. 

MCMH

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar