Noticias

Presentan “Malas palabras” de Perla Szuchmacher

La obra infantil “Malas palabras” de Perla Szuchmacher se presentó en el Teatro Cervantes.

Por:

Flor comparte las aventuras que vivi

Flor comparte las aventuras que vivi

Niños y adultos disfrutaron  la obra infantil “Malas palabras” de Perla Szuchmacher, dirigida por Héctor Castillo y que cuenta con la actuación de Montserrat Segura, como parte del Ciclo de Teatro Infantil.
La obra de teatro narra la historia de Flor, una mujer adulta que recuerda un suceso que marcó su niñez. Además, compartió con el público las aventuras que vivió con su mejor amigo, a quien llamaba “Pelos” porque no se le acomodaba el cabello, siempre lo traía parado.
Ambos tenían un secreto en común, les gustaba esconderse en una habitación, tomar el diccionario y leer malas palabras o groserías. En ocasiones invitaban a su vecino a jugar solo porque tenía unos juguetes padrísimos.
Flor también tenía otras inquietudes, le gustaba pasar el tiempo con su mamá y su papá; a su madre le contaba sobre sus sueños, incluso en ocasiones en vez de sueños eran pesadillas que la mantenían despierta toda la noche.
Unos días antes de cumplir 10 años, pasó algo que la puso muy triste. En la tarde a la hora de la comida, mientras disfrutaba de su sopa de letras, se percató de la cara larga de su tía, quien siempre estaba muy alegre, por lo que pensó que algo malo estaba pasando.
En una reunión privada, escuchó que sus padres tenían un secreto, Flor se preguntaba si iba a tener un hermanito, o si se iban a cambiar de ciudad, miles de cosas pasaban por su cabeza, quería saber que era ese secreto que puso triste a su padre y madre.
En la noche la invitaron a pasar a la habitación , Flor se sentó en silencio y descubrió el secreto, era adoptada. Tan pronto como termino la conversación, se escondió en la azotea de su casa, no le importó la lluvia, ni el frío, quería estar sola.
Cuando sus papás descubrieron que estaba en la azotea por el chismoso de Pelos, Su padre la abrazó, Flor le dijo que la soltara, corrió a su habitación, no quería hablar ni salir a ningún lado. Pelos la buscaba todos los días y su madre siempre buscaba una excusa para el pobre niño.
Un día Pelos llegó con un nuevo diccionario y Flor le confesó la verdad, le dijo que era adoptada. Así pasaron los meses y días antes de cumplir once años le pidió a su mamá que la llevará a la casa cuna, ahí se dio cuenta del gran amor que sentían sus padres por ella.
Flor creció y su gusto por sus palabras fue parte fundamental en su vida,  se convirtió en escritora. La actriz Montserrat Segura agradeció la presencia de todos y compartió que cuando vio la obra por primera vez, tuvo el interés de presentarla, el martes fue su tercera presentación en el Teatro Cervantes.

En esta nota:
  • Teatro