Noticias

Protestan maestros por ‘Adopta Escuela’

El programa implementado por el Gobierno estatal es un proyecto que se impone a fuerzas a los maestros e incluso a los llamados “padrinos”, según mani

Por:

En la escuela de Cerro Blanco de Mancera se impuso a la fuerza el programa

En la escuela de Cerro Blanco de Mancera se impuso a la fuerza el programa

El programa “Adopta una Escuela”, implementado por el Gobierno estatal, es un proyecto que se impone a fuerzas a los maestros e incluso a los llamados “padrinos”, o sea, los particulares que deciden adoptar algún plantel educativo, según manifestaron maestros.
“Tenemos casos de trabajadores de la Secretaría de Finanzas que son obligados a participar en dicho programa”, dijo Martín Martínez Contreras, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.
“Es un programa que se impone a los padres de familia, maestros y adoptantes, pero lo más grave es que se convierte en la antesala de la privatización”.
Sergio Contreras, diputado local, respondió que él adoptó una escuela y que lo hizo en forma voluntaria: “A mí nadie me obligó, yo participo como un acto de solidaridad”.
Por su parte, Pascual Cerrillo, representante de Gobierno del Estado, expuso: “A nadie se le obliga, en las dependencias estatales se les invita a participar nada más, e incluso quienes lo hacen son funcionarios de alto nivel, no los trabajadores que reciben salarios más bajos”.
La denuncia fue hecha por maestros que participaron en una reunión con los diputados locales José Luis Martínez Bocanegra y Sergio Contreras, además, con representantes de Gobierno del Estado; en ella, los maestros pidieron la intervención del Congreso de Guanajuato para que envíe exhortos al Gobierno federal y al del Estado; en el primer caso, para que se detenga la reforma educativa, y en el segundo, que desaparezca “Adopta una Escuela”.

Problemas en La Capilla
En la escuela “Miguel Hidalgo”, ubicada en la comunidad rural La Capilla, de Salamanca, padres de familia tomaron las instalaciones ante la posibilidad de que una institución privada interviniera en la administración del plantel. Según el profesor Moisés Ramírez López, ante la protesta; la Secretaría de Educación de Guanajuato decidió que el proyecto se trasladara a la escuela de la comunidad Cerro Blanco de Mancera, una localidad vecina.
“Llegaron las autoridades educativas sin previo aviso, de tal forma que los maestros que ahí laboramos no sabemos qué vendrá después, desconocemos las implicaciones”.

En esta nota:
  • educación