Preocupa a escuelas la incertidumbre del regreso a clases presenciales

En escuelas privadas ‘ahorca’ la falta de certeza del regreso a clases presenciales con ya una importante disminución de matrícula, dependen del mantener a alumnos.

Avatar del

Por: Daniel Martínez Macías

En la Universidad Magno se cuidan todas las medidas sanitarias, como la sana distancia entre estudiantes. Fotos: Daniel Martínez Macías

En la Universidad Magno se cuidan todas las medidas sanitarias, como la sana distancia entre estudiantes. Fotos: Daniel Martínez Macías

León, Guanajuato.- La Universidad Magno es un ejemplo de lo que escuelas privadas de la entidad enfrentan por la incertidumbre del regreso a clases presenciales.

“Tenemos que darles certeza a nuestros alumnos para que se inscriban y muchos padres de familia no están dispuestos a pagar si no hay un regreso establecido, nosotros hemos cuidado todo para que suceda y en seis semanas de prueba no hemos tenido contagio”, explicó Xany Macías González, directora de Operación de universidad. 

El sistema Magno cuenta con planteles en Salamanca y León donde su plantilla de alumnado ha disminuido considerablemente, por ello el 90% de sus estudiantes cuentan con apoyo económico o descuento en colegiaturas, para que no deserten.

Además es el tercer ciclo escolar que no aumentan las cuotas en inscripción y mensualidades en todos los niveles educativos que manejan. 

Entre clase y clase personal desinfecta aulas y mobiliario. Foto: Daniel Macías

Además: Regreso a clases presenciales es necesario aún con riesgo de tercera ola de COVID

Si en otros países siguen funcionando y otros sectores ya están, es relevante que las escuelas también abran de manera definitiva, se debe coexistir con el virus”, aseguró en entrevista Adrián Romo, director del campus León. 

Bares, restaurantes ¿y las escuelas?

 

En León hay más asistencia de jóvenes de preparatoria y universidad en antros y bares de manera presencial que en escuelas. 

Una aseveración muy burda, dijo Adrián Romo, tomando en cuenta el índice de escuelas privadas que aún no tienen regreso presencial, no está alejada de la realidad. 

Las aulas de la universidad están ventiladas. Foto: Daniel Macías

LEE TAMBIÉN: Un año sin amigos: estudiantes terminan ciclo escolar a distancia

“En otros países siguen funcionando escuelas y acá están cerradas, tampoco estamos en contra de que los jóvenes salgan y socialicen pero si lo hacen en otros sitios es más productivo que lo hagan en las aulas”, explicó el director del plantel León. 

Hacen esfuerzo sobrehumano

El sistema en su totalidad ha gastado más de 2 millones de pesos en mantener la plantilla laboral, docente, estructura de sanitización y de adaptación. 

Otra de las problemáticas que el sector enfrenta es que de no recuperar la plantilla escolar, que según los directores bajó más del 60%, podría darse el cierre del plantel.

Las áreas del plantel están señalizadas para evitar contacto cercano entre estudiantes. Foto: Daniel Macías

“En Magno tenemos capacitación y un protocolo y programas anti COVID, nos cuesta mucho, en directo y en razón entender que la educación no esté en la lista de prioridades”, platicó Xany Macías González, directora general de Operación. 

Consecuencias fatales para jóvenes y niños

 

Xany Macías platicó que la mayoría de jóvenes de preparatoria y universidad, sin escuela y con bastante tiempo libre, serían de los más vulnerables para caer en el usos de sustancias ilegales e integración a grupos delincuenciales.

Esto a largo plazo, aunque en la entidad cada vez es más común escuchar de menores de edad involucrados en delitos por la poca severidad en las leyes y reglamentos judiciales. 

Los índices de violencia son altísimos, nos guste o no ahí están presentes y es parte del problema y en algún momento llegarán a ellos”, aseveró. 

Según indicadores que referenció, la mayoría de jóvenes en casa se pusieron a trabajar.

En la puerta de cada aula se indica el máximo número de estudiantes permitido adentro. Foto: Daniel Macías

Además: Se contagian 12 por COVID en clases presenciales y están listos para regresar en agosto

“Las cifras de la SEP indican que Guanajuato es de los estados con menor índice de escolaridad, con esto aún habrá más deserción y aú con el sistema híbrido en preescolar es difícil porque el contacto para la escritura es básico en hacer movimiento y ahorita no se puede hacer, en cad sector hay muchas variantes”, dijo. 

Actualmente en los centennials, los jóvenes que están en el proceso de secundaria, preparatoria y universidad, se empiezan a notar trastornos de visión por ser nativos digitales desde muy temprana edad. 

Así como la no aceptación social que abarca a los más menores y ha puesto en la mesa de las salud pública el suicidio en menores de edad. 

Que sea en agosto el regreso

Antes de agosto se espera que se confirmen las fechas de regreso presencial, pues las consecuencias a largo plazo son más perjudiciales, aseguraron los directores. 

“Si no trabajamos para este ciclo tenemos un desfase y un estado sin base escolar sólida, a nivel medio superior el 50 % de los jóvenes no concluyen y de ese, el 50% no estudia una licenciatura, en la cadena de estudio estamos descompuestos. 

El regreso no solo beneficia a escuelas, también habría un incremento en la economía de la cadena de valor alrededor de la educación, como la compra y venta de zapatos escolar, libros y uniformes.

Xany Macías González 
Directora general de Operación 

Queremos mantener la congruencia del apoyo, lo que buscamos es hacer alianzas estratégicas para que estos precios se repitan aunque no es sano también que nuestros proveedores se vayan acabando con esta austeridad obligada”. 

Adrián Romo 
Director del campus León 

Aquí está todo señalizado, hay cabina sanitizante, se aplica gel y sanitizante entre clase y clase. Todo está debidamente protocolizado y programado, hay seguimiento y ningún otro sector lo sigue haciendo, ni en antros, ni en bares o restaurantes, nosotros sí, debemos”.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?