Noticias

Ríen con “La suerte de la fea”

La obra es una reflexión sobre la verdadera belleza interior y exterior.

Por:

El elenco de "La suerte de la fea". FOTO: FABIOLA MANZANO

El elenco de "La suerte de la fea". FOTO: FABIOLA MANZANO

El taller de actuación dirigido por Alonso Echánove presentó la puesta en escena “La suerte de la fea” de Alejandro Licona en el Teatro Cervantes.
Linda interpretada por Sol Villagómez Carreño es una joven que se siente físicamente normal. Sin embargo, todo cambia a raíz de que sus amigas Ruth y Lilia la convencen de visitar una adivina de nombre Madame Chandu.
Las tres amigas reciben un mensaje que las dejará heladas, la más fea morirá en un mes. Lilia y Ruth señalan a Linda, quien al principio no se da cuenta de ello. Antes de retirarse del consultorio divino,  Madame Chandu les dice que la más fea tendrá ayuda mágica.
Linda se toma las cosas con tranquilidad, pero la situación cambia cuando se encuentra a una consultora de belleza y le ofrece unas cremas par embellecer su rostro. La joven revisa su peso y se da cuenta que la báscula le habla, por lo cual se siente verdaderamente aterrada.
Sintiéndose la más fea de todas, le pregunta al espejo qué si es bonita, el espejo cobra vida y le baja el autoestima diciéndole que es la menos agraciada de las tres. Después de ese mágico encuentro, visita a una cirujana plástica quien le hace creer que necesita varias operaciones para ser realmente hermosa, pero finalmente linda desiste de operarse.
Por otro lado no todo parece tan malo, Linda tendrá una cita y para lucir bonita le pide a su amiga Ruth una crema para los labios. Antes de salir descubre que se le han hinchado los labios y a causa de ello se ve bastante mal. La cita resulta un caos,  pues nada  salió como lo había planeado.
Pasado el tiempo, Linda se resigna a ser la desafortunada en morir, sus amigas la visitan para estar con ella en su lecho de muerte y además le llevan un sacerdote para que la confiese. Linda espera el gran momento, se escuchan las campanadas que anuncian las 11 de la noche y no pasa nada. Por un momento sus amigas aseguran que todo ha sido una mala broma.
Linda se hace pasar por muerta para que sus amigas la dejen en paz. Sin embargo, la tristeza invade su corazón cuando descubre que perdió algo importante, el amor propio. La obra finaliza con una lección de vida sobre la verdadera belleza.

En esta nota:
  • teatro
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am