Noticias

Rodolfo, un amante del séptimo arte

El guanajuatense se ha destacado como director, productor y coordinador de producción en cortometrajes, videoclips y miniseries de televisión

Por:

Se ha destacado como director, productor y coordinador de producci

Se ha destacado como director, productor y coordinador de producci

Rodolfo García Rodríguez nació en Guanajuato el 19 de julio de 1971. Un amante del séptimo arte, quien aprovechó las grabaciones de novelas en la ciudad, para observar y conocer un poco sobre el manejo de cámaras. En muchas de ellas participando como extra, por mencionar “Pueblo chico, infierno grande”, “Cadenas de amargura” y “La antorcha encendida”. “Me gustaba el trabajo de los técnicos, era lo que más me llamaba la atención.”
Rodolfo tenía 13 años cuando actuó por primera vez como extra en una telenovela, sin embargo, se destacó una inclinación por estudiar la licenciatura en Veterinaria, pues es una persona que le gusta atender y cuidar a los animales. Por cuestiones económicas y porque en ese momento no había una institución que ofreciera esta preparación profesional, descartó la idea de dedicarse a ello. “Siempre me he dedicado a las mascostas, a la estética canina, a tiendas de mascotas”.
En cuanto al cine, llegó a su vida como un gusto personal, como un pasatiempo, “mi papá  es un coleccionista de películas de todos los tiempos, le encanta el cine y tiene una colección impresionante de películas”.
Su abuela también era una mujer que acostumbraba ir al cine, y en muchas ocasiones se llevaba a sus nietos, entre ellos Rodolfo.“Tenía la costumbre de llevarme a ver películas mexicanas, que eran las que le gustaban mucho, normalmente era yo quien la acompañaba”. Cinta de María Elena Velasco “La Indía María” y de Vicente Fernández fueron parte de su infancia.
Entre las aventuras cinéfilas con su papá descubrió una película que le impactó, “Jesucristo superestrella”, llamó su atención por la forma en la que se representa la vida de Jesús, una producción de ópera rock.
Años después, su amigo Julio León empezó hacer cortometrajes e invitó a Rodolfo a formar parte de su equipo. “En su primer cortometraje lo estuve apoyando como asistente de producción y me gustó.
“A partir de ahí empecé a hacer trabajos relacionados con el cine”, comentó Rodolfo quien se encargaba de conseguir todo lo necesario para que se llevará a cabo el proyecto.
En 2006 trabajó en “La plegaria”, corto que se presentó en Expresión en Corto, antecedente de lo que hoy es el Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF por sus siglas en inglés). Luego trabajó en “Doble Filo”, relato de un hombre que pierde todo en una pelea de gallos. En 2008 el Instituto de la Mujer lanzó una convocatoria y surgió un corto de cuatro minutos titulado “Yo también te quiero...”.
“El combatiente” cortometraje que se presentó en la muestra de cine itinerante del Distrito Federal. Y por último “Afloja los nudillos” la cual cuenta la historia de una banda de hip hop. “La particularidad de este trabajo es que todos los diálogos son cantados en ritmo de hip hop”.
Después de trabajar con Julio, Rodolfo decide irse a Ocampo para trabajar. Al llegar a un nuevo municipio formó un grupo llamado “El club del cine de Ocampo”, donde todos los jueves se reunía con sus amigos a ver películas.“Nos juntábamos a ver cine y platicábamos a cerca de las películas. Si no era un cineclub, era un club del cine”.
En Ocampo no tenía mucho por hacer, de alguna manera extrañaba las actividades que en su tiempo había hecho al lado de su buen amigo Julio. Tenía el interés de hacer algo relacionado, y sin pensarlo se dio la oportunidad. Rodolfo conservaba un guión de terror, y casualmente observó un cartel en la Casa de la Cultura, el cual invitaba a los habitantes de Ocampo a participar en el Festival de Cine de Terror.
“El videoasta” participó en el Festival y para sorpresa de muchos y del propio Rodolfo quedó en tercer lugar. No sólo fue un gran avance técnico para el director, además de ello, le cambió la vida a Nacho, quien después de su participación fue aceptado por la sociedad.
El corto es sobre un joven que ama el cine de terror y que quiere hacer sus propias películas, su única forma hacerlo es con su celular. A esto se le añade una serie desapariciones, a las cuales no le toman importancia hasta que desaparece la hija del jefe de Policía.
Además, su trabajo se distingue por una característica propia, pues los finales son abiertos, es decir el espectador crea el final. “No sabes si él cometió los crímenes, si lo estaba soñando, esa fue la idea de “El videoasta””.
El corto se presentó en el Auditorio de la Presidencia de Ocampo, tuvieron entrevistas en radio y de alguna forma les cambió la vida tanto a los actores, como a Rodolfo. “Fue muy gratificante”.
Después de su primer corto, trabajó con estudiantes del CECyTEG para hacer un cortometraje que tuviera un mensaje para la juventud. Participación que les valió obtener el segundo lugar en Prevención de Conductas de Riesgos en Adolescentes SSG. “Carreteras de Sangre” trata de un estudiante que se la pasa comiendo y a consecuencia sufre un infarto.
Al regresar de Ocampo, sin ningún plan, tiene la intención de poner una estética canina, pero por azares de la vida conoce a Arturo Segoviano, enseguida le habla sobre un proyecto que tiene en mente. A Rodolfo le llama la atención y le dice a Arturo que lo invite a formar parte del proyecto.
En febrero de 2012 se integra a su productora, para ser el coordinador de la serie “El beso de alacrán”. La miniserie se presentó en la ciudad, luego se transmitió en internet, en TV8 y TV4.
Luis Alberto López Partida, director de EGP films lo invita a participar como coordinador en el video “No me digas” de Jaime Valencia. Después se integró a nuevos proyectos como “Un domingo en Guanajuato”, donde trabajó como guionista y coordinador de producción.
Después del éxito de la primera temporada de “El beso del alacrán”, está trabajando en la segunda temporada, donde Rodolfo se está involucrando con la historia. Además de sus proyectos con EGP films y Cuatro Cerezos, trabaja en un guión.
Por el momento está interesado en seguir aprendiendo a través de un curso de línea y desea continuar con aquello que disfruta hacer y que además tiene su recompensa. Rodolfo se distingue por ser un conocedor, curioso, que habla de cine mexicano, de sus experiencias, de su vida, de su familia y de su pasión.

En esta nota:
  • cine