Noticias

Sapal se hará cargo de tratamiento de aguas tras acusaciones a Ecosys III

Sapal operará la Planta Municipal de Tratamiento de Aguas Residuales tras las acusaciones de activistas de que se arrojan desechos tóxicos al Río Turbio de dicha planta.

Avatar del

Por: Areli Barrera

Ecosys responsabiliza a Sapal por descargas contaminadas. Foto: archivo

Ecosys responsabiliza a Sapal por descargas contaminadas. Foto: archivo

  • Sapal operará la Planta Municipal de Tratamiento de Aguas Residuales tras las acusaciones de activistas de que se arrojan desechos tóxicos al Río Turbio de dicha planta.

  • Por su parte, Ecosys III responsabilizó a Sapal de las cargas contaminadas.

León.- El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal) se prepara para operar la Planta Municipal de Tratamiento de Aguas Residuales y su Módulo de Desbaste.

Así lo dio a conocer la noche de este domingo, luego de que la empresa Ecosys III, acusara que es Sapal el responsable del mal tratamiento al entregar aguas residuales de calidades distintas a las acordadas, lo cual ha afectado el equipo y el proceso.

Ante esto la paramunicipal recordó que la concesión con la empresa antes señalada, concluye el próximo 22 de septiembre.

Se han manifestado diferentes posturas y opiniones, de las que Sapal es y seguirá siendo respetuoso. Como en todo proceso de finalización de una concesión, Sapal se apega a disposiciones legales”, apuntó.

Indicó que los esfuerzos de reconversión de la planta y el módulo de desbaste están considerados dentro de un proyecto de saneamiento integral, para optimizar el tratamiento de aguas residuales en León en los próximos 18 meses, con una inversión superior a los mil 500 millones de pesos, a fin de mitigar el estrés hídrico por el que atraviesa la ciudad. 

Recordó que actualmente el organismo cuenta con una red de plantas de tratamiento, que han servido como pilotos para la implementación de nuevas tecnologías que serán la base del plan integral de saneamiento, a fin de garantizar la sustentabilidad del municipio.

Sapal reitera su compromiso de impulsar el uso de agua tratada para el riego de áreas verdes y otros usos entre los sectores agrícolas, industriales, comerciales y de servicios, como uno de los proyectos más importantes que implementará para el 2020 y los próximos años”, puntualizó.

Ecosys III responsabiliza a Sapal por descargas contaminantes

Sapal es el que ha sido omiso en el cumplimiento de sus obligaciones de vigilancia de las descargas industriales, principalmente provenientes de la industria de la curtiduría, señaló la empresa Ecosys III.

Esto luego de que se diera a conocer que miembros de la asociación civil “Acción Colectiva Medioambiental” anunciara que presentarían una denuncia ante la Conagua y la Profepa, por la descarga mensual de alrededor de 259 millones de litros de agua residual, de la industria curtidora y el Sapal en el Río Turbio.

Se señaló que el Módulo de Desbaste (MD) en León, el cual es operado por la empresa Ecosys III, no garantiza el correcto tratamiento del agua, pues opera por debajo de su capacidad.

Ante esto la empresa que también opera la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Municipal (PTAR), confirmó que a partir de 2014, se detectó una problemática que se ha venido arrastrando hasta la fecha.

La entrega por parte del Sapal de aguas residuales de calidades diferentes a las acordadas, integrándose en éstas arenas, basura, recortes de cuero, sales, sulfuros, amoniaco, cromo, cal, pelambres y grasas, que han perjudicado el equipo mecánico, eléctrico y de proceso de la infraestructura de tratamiento, incluyéndose al propio colector que conduce las aguas residuales”, precisó.

Aseguró que esto se ha hecho del conocimiento de Sapal mediante comunicaciones y avisos de daños causados, que de igual forma, se han entregado al Comité Técnico para la Vigilancia y Evaluación de los Trabajos y Servicios del Sapal, habiendo existido, hasta la fecha, una falta de atención de los mismos.

No obstante lo anterior, ECOSYS III ha realizado las acciones necesarias dentro de sus posibilidades para continuar con la operación de la PTAR y el MD en condiciones de operación”, subrayó.

Agregó que debido a la alta contaminación del agua recibida, también Sapal contrató en el año de 2016 a la empresa Ayesa, para que dictaminara la condición de las plantas en cuyo informe concluyó que, si bien las plantas estaban operando, sufrían un deterioro acelerado debido a la calidad del agua cruda recibida, toda vez que los volúmenes procesados eran distintos a las capacidades de diseño en ambas plantas.

En el año de 2017 Sapal preparó un proyecto denominado ‘Obras de Protección, a fin de mejorar la calidad del agua cruda que ingresara a la PTAR y al MD, habiendo convocado a una licitación pública, la cual no se concretó, truncándose la posibilidad de mejorar la eficiencia de tratamiento al no haber realizado otra licitación en forma posterior”, explicó.

Finalmente la empresa insistió en que su actividad ha sido siempre responsable en el cumplimiento de las obligaciones contractuales para la prestación de los servicios de saneamiento, así como para la protección del medio ambiente.

Pero la falta de atención por parte de Sapal a la fiscalización y control de contaminantes industriales la ha afectado, como afectará a cualquier otra tecnología que se pretenda integrar para el tratamiento de aguas residuales que no sean debidamente reguladas y controladas”, concluyó.

MCMH

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?