Noticias

Saquean su casa en tres ocasiones

Hermilia Chávez Reyes es una de las más de 10 personas que han sufrido robos en su vivienda, en la colonia Arroyo Blanco.

Por:

Hermilia Ch

Hermilia Ch

Hermilia Chávez Reyes es una de las más de 10 personas que han sufrido robos en su vivienda, en la colonia Arroyo Blanco.
En enero del presente año, la robaron por primera vez; dos tipos se metieron a su casa, la encerraron en su cuarto y se llevaron sus cosas, la segunda fue en febrero, dos sujetos entraron a su casa y por la parte trasera de un cuarto hecho de láminas hicieron un agujero por donde se llevaron diferentes aparatos electrónicos.
El 17 de enero de este año, Hermilia se despertó cuando su esposo se retiraba a trabajar cerca de las 6:30 de la mañana, lo despidió y regresó a dormir, minutos después escuchó que abrieron la reja del patio y que entró un vehículo de reversa.
“Pensé que se le habría olvidado algo a mi marido y me quedé en la cama un momento esperando que entrara pero no entró, y luego escuché que arrastraban algo y fue cuando ya se me hizo raro, me paré y quise abrir la puerta pero ya no pude”, relató.
La mujer siguió intentando abrir la puerta para salir a ver qué ocurría, “habían amarrado la puerta con un lacito, pero como que nomás le hicieron un nudo por eso alcancé a salir”.
Luego de varios minutos salió y alcanzó a ver que un par de sujetos en una camioneta con camper se llevaban el equipo de herrería de su marido, una soldadora, una pulidora, una cortadora de lámina, un taladro de banco y varias cajas de herramientas.
“¿Por qué te llevas mis cosas?, le dije a uno de ellos que sí lo alcancé a reconocer por la espalda, pero en eso fue cuando se subieron a la camioneta y le arrancaron, yo me quedé nada más viendo, ahí había hartos fierros y piedras pero no reaccioné”, relató.
No es la única
La mujer comentó que no es la única vez que la han robado, van dos ocasiones, y tampoco es la única vivienda que los ladrones han saqueado, sólo en un par de cuadras hizo un recuento de diez viviendas que han sufrido de robos y saqueos, desde material de construcción hasta muebles y aparatos electrónicos, “a una casa le sacaron todo el cable de la instalación eléctrica”, recordó.
Agregó que ante estas situaciones no sabe a dónde acudir pues cuando sucede un robo de este tipo nunca se recuperan las cosas y tampoco se puede prevenir porque la Policía va muy poco y los que van aunque saben quiénes son los delincuentes no los detienen.
“Yo ya la segunda vez que me robaron ya no fui a presentar la denuncia porque la primera vez lo primero que me dijeron fue tiene sus facturas, pues no, uno ya ve que no pide esas cosas o si se las dan en una traspapelada se pierden, me dicen que entonces cómo saben que yo no me robé las cosas (...) la verdad los mandé a la fregada”, relató la mujer.

En esta nota:
  • delincuencia