Noticias

Se acaban la Juárez a dos años de su rehabilitación

De Juan Valle hasta Jardín Reforma muestra serios deterioros.

Por:

Las autoridades dijeron que la obra durar

Las autoridades dijeron que la obra durar

A poco más de 2 años de haberse inaugurado la rehabilitación de la calle Juárez, en el tramo que va desde Juan Valle hasta el Jardín Reforma, muestra destrozos. La obra costó más de 14 millones de pesos y se pretendía que durara 30 años.
El 19 de septiembre del 2011, la administración municipal a cargo del priísta Nicéforo Guerrero Reynoso, inició la obra luego de un escándalo en el que se vio involucrado el entonces director de Obras Públicas, César Flores Gutiérrez, quien originalmente había informado que se invertirían 19 millones de pesos; sin embargo, se comprobó que sólo se gastarían 14.
Algunos regidores incluso del PRI, pidieron su renuncia; se recuerdan algunas declaraciones del síndico Gabino Carbajo Guzmán: “César nos llevó al baile”; Karen Burstein: “nos ha faltado al respeto”; Israel Cabrera Barrón: “le mintió al Ayuntamiento respecto al costo de la obra, eso es muy grave”.
Finalmente, Flores Gutiérrez ofreció disculpas y lo perdonaron. No hubo transparencia en el destino de los 5 millones restantes.
Se recuerdan también algunas declaraciones de Nicéforo Reynoso, respecto al caso: “en la actividad pública más vale pedir perdón a tiempo y no mantener una actitud negativa”, también ofreció “realizar cada semana una rendición de cuentas para que se quite ese mal sabor de boca y para que la gente no diga que nada hacemos”.
Pero además, la licitación de la obra tuvo que retrasarse varias semanas porque originalmente sólo 2 empresas –MICSA y Herberts- se inscribieron en el concurso; al realizarse una segunda licitación, se unieron BEOC y Compactos del Centro. La obra se adjudicó a Movimientos Industriales de la Construcción.
En aquel entonces, César Flores informó que el material a utilizarse sería pórfido rojo y que en las ‘juntas’ de cada piezas se utilizaría marmolina (polvo de mármol) “para que haya rigidez al secarse, medida que ya viene dentro del catálogo, y se cuidará la limpieza de la piedra, porque la calidad y el cuidado del trabajo es lo que dará durabilidad a la obra”.
También se recuerda que la ciudadanía, en pleno Festival Internacional Cervantino, sufrió las consecuencias de la rapidez con la que se realizó la obra, ya que había la urgencia de concluirla -en su primera etapa-, antes de que concluyera diciembre.
Se modificaron las rutas del transporte público, la gente tenía que transitar sobre el polvo, junto a los trabajadores que se apuraban por terminar el trabajo. Hasta hubo 3 turnos, de lunes a jueves, porque los fines de semana, para no provocar tanto desorden durante la realización del FIC, se suspendió la obra.
Las consecuencias son las que se observan a simple vista: entre Juan Valle y el Jardín Reforma, el pórfido rojo, que en su momento las autoridades llamaban ‘la piedra maravillosa’, está roto y despegado.
Cerca de uno de los accesos a la Plaza San Fernando, donde se inicia el acceso a la Subterránea, el pórfido está quebrado, incluso, comienza a abrirse un boquete, pero no es la única parte, en el paradero de autobuses de la Plaza de los Ángeles, en la esquina de Juan Valle y Alonso, también se observan desperfectos. Además, en todo el trayecto, de apenas unos 500 metros, hay cuarteaduras.

En esta nota:
  • Comunidad