Noticias

Se aprovechan de la tercera edad

Familiares de ancianos se aprovechan de la debilidad psicológica y física para arrebatarles sus propiedades.

Por:

El Inapam celebr

El Inapam celebr

Familiares de adultos mayores se aprovechan de la debilidad psicológica y física de éstos para despojarlos de sus propiedades; pero por miedo, las personas de la tercera edad no denuncian los hechos ante las autoridades.
La delegada estatal del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, Estela Romero Lara, aseguró que en el municipio se han detectado unos 10 casos en los que el adulto mayor es desposeído de sus propiedades; “ellos viven en su casa, pero no se sienten dueños del espacio que ocupan, sin embargo, no se atreven a denunciar los hechos ante la autoridad judicial, por miedo, o porque simplemente su autoestima está minimizada”.
“Ante situaciones como esta nada podemos hacer porque se necesita la denuncia ante el Ministerio Público; lo más que podemos realizar es dialogar con los familiares, a veces tenemos éxito, pero muchas veces no”.
“Nosotros, a través de talleres, conferencias y eventos como el ‘Día del Abuelo’ les insistimos en que ellos son muy valiosos, para elevar su autoestima y enseñarlos a defender sus derechos, pero las circunstancias en las que viven son un obstáculo para su desarrollo”, manifestó la funcionaria.
Mientras tanto, al celebrarse ayer el “Día del Abuelo”, en el albergue Euquerio Guerrero, el sacerdote Manuel Pacheco dijo a las personas de la tercer edad: “Ustedes no están por demás, no son un estorbo, son una gran riqueza para nosotros”.
“Esta es una situación de la que se aprovechan sus familiares para despojarlos de sus propiedades”, dijo la delegada estatal del Inapam.
En los clubes de la tercera edad, según la funcionaria, las personas de la tercera edad platican sus problemas, las trabajadoras sociales se enteran de los conflictos, de la violencia intrafamiliar que ellos sufren, pero se niegan a levantar denuncias, porque incluso llegan a creer que ya no tienen derechos al vivir la última etapa de su vida; ante ello, el sacerdote insistió: “Ustedes no nos roban el oxígeno, ustedes nos enriquecen, son muy valiosos, importantes para la sociedad, para sus familias”.
En la ceremonia religiosa, el sacerdote exhortó a los abuelos a “tenerse paciencia, a no desesperarse, a pedir por ellos mismos y por sus familiares”, luego de estas palabras vino la fiesta.

Pocos abuelos en la capital

Guanajuato capital es una ciudad relativamente joven, pues el porcentaje de su población de la tercera edad es menor que el porcentaje de personas mayores de 60 años en todo el país, al igual que el del estado.
Lo anterior de acuerdo con cifras del censo de población y vivienda del año 2010 realizado por el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).
La capital guanajuatense tiene un total de 26 mil 464 personas de 60 años y más, lo que representa el 7.9% de la población es decir que, en números redondos, de cada 100 capitalinos 8 son adultos mayores, de los cuales la mayoría, 4 mil 235 tienen entre 60 y 64 años.
Comparado con las cifras del estado, el municipio también es más joven puesto que en el estado de los 5 millones 486 mil 372 habitantes que hay el 8.7% tiene 60 años o más con la población más densa entre los 60 y 64 años, igual que en la capital.
De acuerdo con las cifras del censo, en la capital guanajuatense hay más abuelas que abuelos, pues mientras que hay 5 mil 927 hombres de la tercera edad, las mujeres de más de 60 años son 7 mil 285, es decir 1 mil 358 abuelas más que abuelos.
De acuerdo también con cifras del INEGI durante el segundo trimestre del año 2012, la tasa de participación económica de la población de 60 años y más es de 34.9 por ciento, es decir que de cada 100 abuelos 34 se mantienen insertados en el campo laboral de forma voluntaria.

En esta nota:
  • CIUDAD