Noticias

Se niegan a clorar agua en El Capulín

En la comunidad se han registrado casos de hepatitis presuntamente por agua contaminada.

Por:

En oficios se constata que los habitantes no quieren clorar el agua. Foto: Diego Pic

En oficios se constata que los habitantes no quieren clorar el agua. Foto: Diego Pic

Los habitantes de la comunidad El Capulín, donde se registraron casos de hepatitis presuntamente por agua contaminada, se niegan a clorar el agua desde hace más de medio año, señaló personal del Sistema Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Simapas).
Luis Alejandro Guajardo Méndez, encargado del Área Operativa del Sistema, mostró documentos de julio del año pasado expedidos por la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), donde señala que los habitantes “se niegan a clorar”.
La Jurisdicción Sanitaria 1 de la SSG, realiza estudios de niveles fluoruros y organismos coliformes totales y fecales en el agua de los pozos, sin embargo y según la Secretaría, hasta el momento los habitantes se han negado a realizar los análisis.
“En El Capulín la reacción de la gente no ha sido tan aceptable. Nosotros vamos para un bien, recomendarles el uso de desinfección del agua, pero la gente se ha negado a recibir la ayuda, más que ayuda es una necesidad que se clore el agua porque puede haber casos de enfermedades gastrointestinales que puede llegar a brote general en toda la comunidad”, apuntó Guajardo Méndez.
El costo de un análisis clínico y bacteriológico ronda los 9 mil pesos en el laboratorio de la Junta de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado y Saneamiento del Municipio de Irapuato (Japami), monto que solventarían los habitantes.
Guajardo Méndez aseguró que realizarán visitas de inspección para identificar el daño “y si realmente es por el agua o por alguna otra cuestión de condiciones insalubres en la casa o como consumo alimentos”.
“La enfermedad afecta a niños y adultos mayores, que tienen defensas bajas y repercute más en climas fríos o extremadamente calurosos”, concluyó.

En esta nota:
  • salud