Noticias

Se preparan para la Pasión de Cristo

La comunidad eclesiástica y los feligreses de la congregación de San Sebastián se preparan para rememorar la Pasión de Cristo, la cual para este año c

Por:

Ismael Delgado M

Ismael Delgado M

La comunidad eclesiástica y los feligreses de la congregación de San Sebastián se preparan para rememorar la Pasión de Cristo, la cual para este año contará con un nuevo voluntario que interpretará el papel de Jesucristo.
Durante cerca de 15 años, la iglesia de San Sebastián, ubicada en la calle del mismo nombre, ha sido el único lugar de la ciudad de Guanajuato en donde la ceremonia que recuerda la Pasión de Cristo es interpretada en vivo; es decir, por personas que voluntariamente dan vida a la celebración.
Ismael Delgado, quien interpreta el papel de Judas Iscariote, dio a conocer que para este año la ceremonia del Viacrucis y que todo mundo conoce como “Las Tres Caídas”, se celebrará el Viernes Santo en punto de las 10 de la mañana.
“Para este año ya no va estar Jaime Rodríguez interpretando a Cristo; desde la Basílica mandaron a un joven de nombre Carlos, que ahora será quien haga ese papel”, dijo.
Con la designación de Carlos, que tendrá la delicada misión de dar vida a Jesucristo, se llega a un segundo año consecutivo, en el cual el principal protagonista es interpretado por una persona distinta.
Cuando en este lugar por vez primera se llevó a cabo este acto de fe en vivo, su primer protagonista fue Felipe Miguel Tinoco, quien debido a su edad decidió heredar ese papel a su hijo, de nombre Felipe Tinoco, quien se vio imposibilitado de seguir debido a un accidente.
Posteriormente se designó a Jaime Rodríguez, quien por más de diez años, de forma totalmente voluntaria, asumió la responsabilidad de interpretar a Jesucristo.
Ya en este año, por órdenes del Abad de la Basílica de Guanajuato, Juan Rodríguez Alba, se decidió que el papel de Jesús sea llevado a cabo por Carlos.
Explicó que quienes fungen en este papel lo hacen de forma voluntaria y por vocación, pero deben prepararse bien física, mental y espiritualmente.

En esta nota:
  • religión