Matan a vendedor de pollos y testigos y comerciantes se esconden aterrorizados

Un joven que vendía pollos asados fue asesinado a balazos en su negocio y comerciantes y varios testigos quedaron aterrorizados al escuchar los balazos y ver la escena del crimen.

Avatar del

Por: Redacción Celaya

Un vendedor de pollos asados fue asesinado a balazos en su negocio a orilla de la carretera Celaya - San Miguel de Allende. FOTO: AM

Un vendedor de pollos asados fue asesinado a balazos en su negocio a orilla de la carretera Celaya - San Miguel de Allende. FOTO: AM

Celaya, Guanajuato - Un joven que vendía pollos asados fue asesinado a balazos en su negocio y comerciantes y varios testigos quedaron aterrorizados al escuchar los balazos y ver la escena del crimen.

Algunos testigos comentaron que los agresores iban en moto cuando de pronto le dispararon por la espalda al vendedor de pollos y huyeron.

Sicarios hacen recorrido de viviendas para llevarse a la fuerza a hombres

El ataque ocurrió a las 2:15 de la tarde de este domingo sobre la carretera Celaya - San Miguel de Allende, a la altura de la comunidad San Isidro de la Concepción, justo frente al templo de San Judas Tadeo

Los testigos sufrieron pánico al escuchar los balazos y posteriormente ver el cuerpo a orilla de carretera. FOTO: AM

Se escucharon varios balazos y todos se aterrorizaron

Matan a peluquero en Uriangato cuando atendía su local

Uno de los comerciantes que está a varios metros retirado, escuchó los balazos y se escondió entre sus cajas de higos que vende.

Los agentes de seguridad no supieron sobre los asesinos que según los testigos llegaron en motocicleta.

El cuerpo quedó a vista de todos a un costado sobre la carretera y la gente pidió ayuda al Sistema de Emergencia 911 por lo que llegaron agentes de la Policía Municipal.

Los agentes localizaron por lo menos seis casquillos percutidos tirados alrededor del cuerpo y no supieron sobre los asesinos.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?