Noticias

Sociedades en Convivencia, una alternativa

Aclara Erika Arroyo que no se promueve el matrimonio entre homosexuales, es un contrato para tener diversos beneficios

Por:

La diputada Erika Arroyo durante la entrevista, al lado de su hijo. FOTO: CATALINA REYES

La diputada Erika Arroyo durante la entrevista, al lado de su hijo. FOTO: CATALINA REYES

La diputada local priísta Erika Arroyo Bello, promotora de la iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia, dejó en claro que una sociedad de convivencia no es un matrimonio entre homosexuales, pero aceptó la posibilidad de que haya quienes lo crean así y recurran a esta figura legal para sentir consumada su relación afectiva.
Aunque señaló que no tiene cifras ni estudios de la magnitud de las parejas que pudieran recurrir a esta ley, sí destacó que la planteó porque hay la necesidad partiendo de que este grupo no ha sido solamente ignorado por la ley sino también ha sido discriminado.
“Surge de la consciencia de la desigualdad que viven estos grupos”, indicó.
La iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia propuesta por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso local el 21 de febrero pasado. Ya ha originado reacciones opuestas de grupos sociales y de la Iglesia católica.
Sobre ella conversó con AM para sobre lo que es y lo que no es, lo que contempla y lo que no, lo que le falta y lo que quizá le sobra.

¿Qué es la sociedad de convivencia?
La sociedad de convivencia es un contrato en el cual dos personas con voluntad lo signan para tener beneficios en este caso patrimoniales siempre y cuando estas dos personas tengan la solidaridad mutua y la permanencia.
¿Qué no es la sociedad de convivencia?
No es un matrimonio, no es un concubinato; aunque se pudiera parecer más al concubinato.
  ¿Cuál es la finalidad de la Ley de Sociedades de Convivencia?
Certeza jurídica, seguridad, ahorita de lo patrimonial cuando menos que es en lo que nos estamos metiendo.
  ¿Aspectos de un matrimonio que la Ley de Sociedades de Convivencia no contempla?
No hablamos de adopción de hijos, no hablamos de hijos naturales tampoco, el cambio de estado civil tampoco aplicaría.
  ¿Por qué es necesaria la Ley de Sociedades de Convivencia en Guanajuato?
Guanajuato se ha caracterizado por ser más conservador, pero yo creo que no se le está dando voz a todos los sectores de la sociedad y creo que es necesario construir una sociedad más plural, más abierta, más tolerante, tenemos que educar a los hijos en la tolerancia y en el respeto para que a su vez repliquen esa tolerancia y respeto a su alrededor y que puedan convivir en armonía con los demás. Últimamente hemos visto muchos crímenes de odio y ¿qué es lo que pasa? Bueno pues vivimos en una sociedad que no respeta y finalmente es a lo que conlleva.
  ¿Cambiaría la ley la consciencia y la perspectiva de la gente en cuanto a las sociedades de convivencia?
Yo creo que lo dejaríamos de ver como algo raro y lo veríamos como algo legal, no significa que sea malo, a lo mejor que sea diferente, yo creo que ya lo dejarían de ver como tabú.
¿Quién, cómo y cuándo detectó la necesidad de una Ley de Convivencia para el Estado de Guanajuato?
Hay la necesidad partiendo de que este grupo no ha sido solamente ignorado por la ley sino ha sido discriminado y es muy difícil hacer un estudio de lo que no se ha hecho, surge de la conciencia de la desigualdad que viven estos grupos; diversos grupos se fueron acercando y nos han venido a dar más elementos para apoyar esta iniciativa de ley.
¿Existen registros documentales que corroboren la necesidad de tener una Ley de Sociedades de Convivencia?
Hay manifestaciones expresas, sería una buena tarea platicar con ellos, el acercarse, el que pudieran conocer un poco de la realidad que los aqueja. No, como una minuta o algo pero sí ha habido el acercamiento.
¿Es la Ley de Sociedades de Convivencia para la población homosexual el equivalente al matrimonio civil para la población heterosexual?
Yo creo que depende de cada quien, para muchas personas el matrimonio es un compromiso habrá otras para las que el matrimonio no es un compromiso, es un trámite. Yo creo que depende de cada caso; habrá para las cuales el signar una sociedad de convivencia sea un compromiso, quizás para otras es solamente un trámite.
¿Pudiera ser un escaparate para quienes siendo homosexuales desean perpetuar su afecto o amor entre ellos?
Sí, por qué no.
La ley expresa que busca proteger el derecho de la persona para elegir sus “relaciones personales”.
¿Esta expresión incluye el aspecto y vida sexual de la persona?
No se centra en un débito conyugal, se centra en una relación de solidaridad, de ayuda mutua pero nunca entramos, digo sería incorrecto hacerlo, en un débito carnal creo que eso está totalmente fuera de contexto. No, no estamos hablando (en la ley) de débito carnal ni de una relación sexual.
La sociedad de convivencia no es un matrimonio. Al no tener la naturaleza matrimonial ¿por qué es limitativo a dos personas físicas? Podría darse el supuesto en que más de dos personas estén interesadas en convivir sin intereses conyugales, por ejemplo grupos de amigos o personas mayores sin familia del mismo o diferente sexo.
Porque se compara con una relación de pareja, el matrimonio por definición es un hombre y una mujer, por definición tiene el fin de perpetuar la especie. Las sociedades de convivencia no pueden ser un matrimonio porque de entrada no aplica, no cuadra.
No podemos comparar con el matrimonio porque por definición ya está descartado.
¿En la práctica cuál sería entonces la diferencia entre la sociedad de convivencia y el matrimonio?
Que el matrimonio obligatoriamente va a ser entre hombre y mujer, que el matrimonio te altera tu estado civil, es decir que un matrimonio, su estado civil es casado, si eres conviviente no lo va a ser; y el fin de perpetuar la especie, los hijos.
¿La Ley de Sociedades de Convivencia contempla, incluye o legitimiza la unión afectiva y/o sexual entre personas homosexuales? ¿Delimita o regula la vida sexual y/o íntima y/o privada de los Convivientes?
No nos metemos porque no nos corresponde normar una relación sexual, una relación íntima cuando hay voluntad de las partes siempre y cuando haya voluntad.
La ley obliga a que los convivientes tengan el mismo domicilio, permanezcan constantemente juntos y a que compartan una vida. Con el antecedente de que una sociedad de convivencia puede ser un escaparate para las personas homosexuales que desean consumar el amor recíproco ¿Se considera que los convivientes pueden llevar una vida similar a la conyugal?
Sí.
¿Por qué si la sociedad de convivencia no modifica el estado civil de los convivientes éste sí influye en los derechos para participar de una sociedad de convivencia?
Por orden, es simplemente eso.
¿Qué crees que es lo que en realidad desaprueban los grupos que se han manifestado en contra de las sociedades de convivencia?
Yo creo que han crecido con esa cultura con esos pensamientos que se vuelven parte de sus creencias que han sido intolerantes hacia la diversidad, creo que les han inculcado una idea de bien y de mal y de lo correcto y lo incorrecto que no aplica para una realidad actual.
¿Qué es en lo que están en desacuerdo?
Yo creo que hay muchas cosas, cada cabeza es un mundo (...) hay muchas cosas, ellos lo pueden expresar mejor que yo. Yo creo que es una cuestión de derechos, sin entrar al fondo del asunto es mucho más simple de lo que parece.
¿La iniciativa legitimiza una nueva figura de familia?
Ya está legitimizado. La Corte (de Justicia de la Nación) se pronunció hace poco sobre el concepto de familia y se pronunció por un concepto de familia ampliado, puede ser tradicional o pueden ser dos personas cada quien con sus hijos o pueden ser con hijos adoptados, o una pareja del mismo sexo con hijos naturales de cada quien, se pueden dar mil supuestos.
La Ley de Convivencia prohíbe la realización de sociedad de convivencia entre consanguíneos en linea directa así como entre consanguíneos colaterales hasta el cuarto grado, igual que lo hace el Código Civil para los matrimonios.
¿Por qué lo prohíbe, si no existe el riesgo de malformaciones genéticas en los hijos producto de los convivientes dado que no es un matrimonio con fines de perpetuación de la especie y en el caso de los convivientes del mismo sexo es un supuesto biológicamente imposible?
Creo que sería susceptible de revisión, creo que las mesas de trabajo nos darán para ello, estoy casi segura de que la razón será por un orden y también por no influir en la otra persona cuando teniendo alguna relación ya sea consanguínea o de subordinación o supraordinación, estoy casi segura de que sería por orden pero sería susceptible de revisión, porque esa es la naturaleza y el objetivo de esta ley la solidaridad.
En la letra la iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia y el matrimonio civil son muy similares, en la práctica dependerá de los convivientes que lo sea. Jurídicamente son figuras diferentes, sin embargo, ambas están concebidas para normar la relación de una pareja en el ámbito jurídico y patrimonial, con la sola diferencia de que en la primera no se contempla la perpetuación de la especie y por tanto no es exclusiva para personas de distinto sexo, requisitos necesarios en el matrimonio.

En esta nota:
  • congreso