Noticias

Son de alta tecnología

El Laboratorio Nacional de Caracterización de Propiedades Físicoquímicas y Estructura Molecular instalado en la UG, se posiciona como uno de los mejor

Por:

Entre sus avances, puede ser utilizado para investigaciones en nanotecnolog

Entre sus avances, puede ser utilizado para investigaciones en nanotecnolog

Con la mejor tecnología de punta a nivel mundial, el Laboratorio Nacional de Caracterización de Propiedades Físicoquímicas y Estructura Molecular instalado en la Universidad de Guanajuato, se posiciona como uno de los mejores en el país.
Entre sus avances, puede ser utilizado para investigaciones en nanotecnología y ciencias exactas.
Ricardo Navarro Mendoza, titular del laboratorio de Microscopía Electrónica, uno de los 4 que integran el Laboratorio Nacional explica: “la nanotecnología comprende el estudio, diseño, creación, y manipulación de materiales, aparatos y sistemas a través del control de la materia a nivel minúsculo. “Cuando se manipula la materia a escala tan pequeña presenta fenómenos y propiedades totalmente nuevas; por lo tanto, se utiliza la nanotecnología para crear materiales, aparatos y sistemas novedosos a bajo costo con propiedades únicas”.
En el caso concreto de la UG, el laboratorio de Microscopía cuenta con un microscopio electrónico de alta resolución con el que se pueden observar objetos muy pequeños para desarrollar el trabajo de investigación científica de una manera más rápida y precisa que con equipos convencionales, lo que disminuye costos y el tiempo de respuesta.
“Las imágenes digitales que genera este microscopio pueden ampliarse hasta un millón de veces respecto al tamaño real de la muestra, que puede ser de hasta 1.9 nanómetros, lo que abre la posibilidad para realizar investigaciones científicas en el terreno de la nanotecnología”, dice el científico universitario.
Sus aplicaciones
El doctor Navarro Mendoza, también profesor del Departamento de Química, señala que esta herramienta se pueden aplicar al análisis de materiales, al tratamiento de la contaminación ambiental, el sector minero y el desarrollo de materiales electroquímicos, así como en el desarrollo de estudios periciales, entre muchas otras áreas.

Le darían pelea al cáncer

Como una muestra de lo que se puede hacer con el control de la materia a nivel minúsculo, en la UG se proyecta modificar fármacos contra el combate al cáncer, de ello habla Marco Antonio García Revilla, titular del Laboratorio de Cómputo de Alto Rendimiento.
“Queremos encontrar un sistema que elimine la quimioterapia porque es un procedimiento muy agresivo, que incluso ataca a las células sanas; nuestro proyecto busca modificar a los fármacos para que solo se envíen a las células enfermas; esto sería como una entrega a domicilio, que solo llegue al destinatario, es decir, las células enfermas.
“Pretendemos, en este caso, crear mecanismos de reacción para modificar procesos”.
Para esta investigación, se cuenta con el Laboratorio de Cómputo de Alto Rendimiento, que puede realizar cálculos computacionales muy complejos. García Revilla explica lo siguiente :” una máquina de este tipo se mide de acuerdo al número de operaciones que pueda hacer por segundo; la computadora de la UG puede realizar 10 billones de operaciones cada segundo, lo que significa una eficiencia mil veces superior a una computadora de escritorio común. También tiene mil 152 unidades CPU, mientras que una computadora de escritorio tiene hasta siete”.
De acuerdo a la explicación del doctor García Revilla, las operaciones que realiza esta “súper computadora” se conocen como operaciones de punto flotante, que son muy complejas y que requieren una alta precisión con una memoria RAM de 5 terabytes del almacenamiento en disco duro, cantidad que contrasta con los 8 gigas que tiene una computadora de escritorio común.

Resonancia para cualquier necesidad

Ramón Zárraga Núñez, responsable del Laboratorio de Resonancia Magnética Nuclear, asegura que la tecnología disponible puede determinar la estructura de cualquier compuesto orgánico que sea soluble en cualquier disolvente, así como sólidos insolubles, lo que amplía la gama de posibilidades en los distintos sectores.
Dice también que el laboratorio consta de dos equipos de magnetos, uno de 400 megahertz y otro de 500 megahertz, lo que supera a la mayoría de los equipos similares en México y que es único en los estados que comprenden la región del Bajío.
“A diferencia de equipos de resonancia magnética comunes en los que experimentos de rutina se tardan hasta una hora y que dependen de la pericia del operador, el equipo instalado en la Universidad de Guanajuato lo realiza de manera automática y en un tiempo máximo de cuatro minutos.
“Entre los usos de este equipo se encuentra el diseño de fármacos donde se realizan procesos para la obtención de moléculas, para ello, el producto se introduce a los magnetos del laboratorio que interactúan con el movimiento del núcleo de ciertos átomos y al interactuar con estos los alinea para después mandar un pulso de radio frecuencia que emita señales espectrales para determinar su estructura.
“La industria farmacéutica está muy interesada en mandarnos sus muestras, igual que las universidades y centros de investigación del Bajío”.

Analizan componentes con espectrometría

La doctora Katarzyna Dorota Wrobel, es corresponsable del Laboratorio de Espectrometría de Masas.
“Es una técnica de análisis que permite medir moléculas y analiza con gran eficacia la composición de diferentes elementos químicos; en la industria es utilizada en el análisis de semiconductores, y cadenas poliméricas complejas. Fármacos, productos de síntesis química, pesticidas, plaguicidas, análisis forenses, contaminación ambiental y perfumes.
“Es una herramienta poderosa que permite identificar y cuantificar una amplia gama de compuestos de interés en ciencias de la vida, seguridad alimenticia, síntesis orgánica, en estudios medioambientales y con aplicaciones en el control de procesos industriales, es una tecnología con la que ya se cuenta en la Universidad de Guanajuato”.
Actualmente 14 estudiantes de posgrado en química (siete estudiantes de doctorado y siete de maestría) realizan sus proyectos de tesis utilizando la infraestructura del Laboratorio de Espectrometría de Masas.
Los 4 laboratorios mencionados forman parte del Laboratorio Nacional de Caracterización de Propiedades Físicoquímicas y Estructura Molecular con el que cuenta la Universidad de Guanajuato y en el cual se invirtieron 35 millones de pesos.

En esta nota: