Noticias

Son ejemplo a seguir

Han logrado salir adelante gracias a su esfuerzo y talento, hoy son universitarias valiosas

Por:

La maestra Elia sufri

La maestra Elia sufri

Han sobresalido gracias su esfuerzo, se han desenvuelto a veces en contra de la adversidad y los prejuicios sociales, ahora son ejemplo a seguir, son universitarias valiosas. Estas son algunas de las historias que se viven en la UG.
Elia Mónica Morales Zárate sufrió el rechazo por ser mujer y haber elegido una carrera considerada preferentemente para hombres: la Geología.
“Cuando realizaba mis prácticas profesionales no me dejaban entrar a las minas porque existía - aún existe - la leyenda de que nosotras somos aves de mal agüero, que nuestra presencia origina desastres sólo por ser mujer, era un rechazo atroz”.
Sólo le permitían hacer trabajos de gabinete, a pesar de pertenecer a una familia de mineros, los primeros años de su profesión, el gremio obstaculizaba su trabajo.
Su primer empleo lo obtuvo en Colima, pero cuando los directivos supieron que pensaba casarse le hicieron firmar la renuncia. “Esa empresa -HYLSA- tenía como norma no aceptar a mujeres casadas, entonces regresé a Guanajuato a laborar en la empresa Las Torres, ahí, por primera vez me dejaron bajar a la mina, pero me pagaban el salario de un practicante, no de un ingeniero”.
Recuerda que en una visita de Carlos Salinas de Gortari a la Cooperativa Minera Santa Fe, le entregó una carta y le pidió de vivavoz que exhortara a los empresarios de todas las ramas a no discriminar a las mujeres; “no sé si Salinas cumplió mis deseos, pero yo me sentí a gusto, era una obligación para mí hablar”.
Desde el 2004 es directora del Museo de Mineralogía de la UG, y desde el año pasado presidenta de la Asociación de Ingenieros Mineros, Geológos y Metalurgistas de México.

MARÍA AIDEÉ RAMÍREZ
Tiene pocos años de haber ingresado a la UG pero ha sabido poner su huella, le gusta ver al país desde una perspectiva crítica, “porque sólo así pueden resolverse nuestros problemas”.
Su influencia se nota hasta en el mural ‘Colmena Crítica’, donde antes lo que abundaba eran letreros relacionados con fiestas e invitaciones a los antros.
Una de sus contribuciones es el programa ‘Charlas de Café’, al que asisten políticos, intelectuales y funcionarios públicos, y los alumnos los cuestionan.

MIDORI KATO
Midori Kato es decana en la enseñanza de lenguas extranjeras. Hace 30 años llegó a Guanajuato, desde entonces ha visto pasar por las aulas muchas generaciones; sus alumnos son ahora doctores en ciencias, artistas plásticos, expertos en artes visuales, ingenieros, contadores, presidentes municipales o delegados de dependencias del gobierno federal.
Ella piensa seguir en las aulas, no está en su mente jubilarse. “Hay mucho qué hacer, sobre todo ahora que se vislumbra un mejor panorama para Guanajuato”.

SU PASIÓN, LA MÚSICA
Hablar de Djamilia Robinskaia es hablar de la tradición musical europea que ha tenido en Guanajuato.
“Llegué aquí hace 27 años, aquí nacieron mis hijos, soy guanajuatense aunque no lo parezca”, dice la violista principal de la Orquesta Sinfónica de la UG.
Una de sus aportaciones es la creación de la Capella Guanajuatensis, un grupo de cámara que va a orfanatorios, asilos y Ceresos para llevar el arte musical.

UN DUETO QUE CONQUISTA
Gabriela García Carpio y Elena Alcaraz son jóvenes egresadas del Departamento de Música Campus Guanajuato. Hace un año decidieron integrar un dúo, además, imparten clases.
Gabriela es soprano, sueña en consolidarse. “Me gusta dar clases pero más actuar ante el público, es algo motivante; yo sé que la carrera de cantante es difícil, son años y años de estudio, privaciones; tendré que salir a otras partes del mundo, pero esa es mi decisión y voy a lograr mis sueños”.
Elena es pianista, toca el clavecín, quiere ser concertista. “Tengo el interés, la vocación, tal vez también hay algo de talento en mí y voy a lograrlo”.

En esta nota:
  • plaza universitaria