Noticias

Sorprende opera en San Fernando

Sin que nadie lo esperara, estudiantes de la universidad convertidos en músicos y cantantes aparecieron de la nada en la plaza para ofrecer arte, emoc

Por:

El cuarteto comprob

El cuarteto comprob

Eran las 7 de la tarde, en la Plaza de San Fernando, de repente, los integrantes de un cuarteto de cuerdas fueron apareciendo desde los múltiples cafés que ahí se ubican. El violín, la viola, el bajo y una flauta se acoplaron para encantar a quienes por ahí tenían la fortuna de transitar.
Pero la sorpresa aún fue mayor porque, vestida con un mandil y con un menú en sus manos, surgió una joven soprano que con su melodiosa voz convirtió el momento en algo mucho más agradable. Angélica Amézquita aún estudia en la Universidad, pero ya despunta como excelente artista.
Pero la sorpresa continuó porque otra joven que minutos antes ofrecía ramos de flores, se transformó en una soprano que hizo gala de la voz y dominio del escenario, al desplazarse entre los transeúntes y los que disfrutaban de un café en la plaza. Era Cindy Gutiérrez, que también comienza a destacar por su entrega, dedicación y cualidades técnicas.
A las dos sopranos se unió alguien que aparentemente estaba barriendo esta plaza; nadie creía que era el tenor Emmanuel Romero, que esataba disfrazado de barrendero.
Fueron 70 minutos de arte, emoción, alegría, con ello, los estudiantes de la División de Arquitectura, Arte y Diseño demostraron que la ópera no es un espectáculo exclusivo de las élites, por el contrario, es arte que también se disfruta plenamente en los espacios públicos abiertos y del que disfrutan jóvenes, adultos y niños de todas las clases sociales.
Es así como los estudiantes de la Universidad de Guanajuato devuelven a la sociedad parte de lo que ella les ha otorgado.

En esta nota:
  • música