Noticias

Temen por su vida

Un hombre fue detenido luego que le prendiera fuego a una vivienda hecha de láminas y cartón.

Por:

Temen por su vida

Temen por su vida

“Dios me dijo que matara”, gritaba “El Taca”, instantes antes de incendiar la casa de láminas y cartón donde dormían dos adultos, una mujer embarazada y su hijo de 3 años de edad, quienes fueron rescatados a tiempo por varios vecinos.
Los integrantes de la familia Morales Salinas, anda de un lugar a otro, se quedan a dormir en casas de conocidos o parientes mientras que construyen de nuevo su vivienda.
El siniestro fue provocado la madrugada del martes, en ese momento, varios vecinos detuvieron al supuesto responsable de 40 años de edad a quien intentaron linchar, pero fue rescatado por policías.
“El Taca” quedó detenido señalado como responsable del delito de homicidio en grado de tentativa, pero la mañana de ayer quedó en libertad bajo reservas de ley, la Policía Ministerial espera que un juez le otorgue la orden de aprensión en su contra.
El sospechoso hace al menos de 5 meses salió del Cereso de Puentecillas, tras cumplir una sentencia de 10 años por homicidio durante una riña, le dio varios navajazos y golpeó a su rival.
Ahora, los afectados aparte de perder su vivienda viven con miedo de que el hombre pueda atacarlos nuevamente.
La familia integrada por cuatro personas piden además ayuda de la ciudadanía con ropa para el bebé que está a un mes de nacer y para el niño de 3 años de dad.
También necesitan láminas o material para construcción para “levantar”, otra vez su humilde casa.
“Ese día (martes), momentos antes de que “El Taca”, incendiara nuestra casa gritaba como loco que Dios le había dicho que matara y luego aventó gasolina a la casa y prendió fuego, ya estábamos dormidos, mi esposa y yo alcanzamos a salir y vecinos se metieron para ayudar a mi papá de 80 años de edad y al niño de 3 años de edad”.
“Ojalá la gente nos pueda ayudar con algunas láminas, también necesitamos una cama y un colchón porque todo se quemó. Lo que nos preocupa es que otra vez nos quiera hacer daño “El Taca”, porque ya lo dejaron libre, hace ratito (la mañana de ayer), lo vimos por aquí”, mencionó Justino Morales, afectado.
La señora Teresa Salinas tiene 8 meses de embarazo, dará a luz a un niño, pero durante el incendio perdió la documentación del hospital donde llevaba el control de las citas, ahora teme que no la quieran recibir el día del parto.
“Se quemaron los documentos donde tenía el control de citas de mi embarazo, ahora no sé qué va a pasar, a ver si me quieren atender en el hospital.
“Vivimos con miedo, no se le vaya a ocurrir querer entrar a la fuerza, queremos que se vaya de aquí ese hombre, que nos deje de molestar, nadie lo quiere aquí porque es muy problemático. Pedimos el apoyo de la gente con lo que nos pueda ayuda, ropa o materiales o muebles para empezar de nuevo, porque por el momento nos estamos quedando a dormir en el suelo, en cuartos donde nos hacen favor de prestarnos”, mencionó la señora.

En esta nota:
  • sucesos