Noticias

Tiene esperanzas de regresar a la mina

José Inés Díaz Valdez es uno de los 176 trabajadores que la empresa Endeavour Silver liquidó de la mina Peregrina el lunes, sabe que no habrá recontra

Por:

El minero In

El minero In

José Inés Díaz Valdez es uno de los 176 trabajadores que la empresa Endeavour Silver liquidó de la mina Peregrina el lunes, sabe que no habrá recontratación, pero sí que la mina reabrirá próximamente.
“Esto fue algo nada más administrativo, porque (la minera) tenía que entregar unas instalaciones que no son de ella”.
Inés y su esposa Maricela Ávila viven en la comunidad de El Cedro en una de las lomas más retiradas de la comunidad, tiene tres hijos, dos varones y una hija de entre 11 y 19 años, el mayor está en busca de trabajo y la niña y el menor estudian, ella la preparatoria y él la primaria; por lo pronto Inés no cree que tenga problema en dar sustento a su familia, la liquidación le da seguridad por un tiempo.
“Ahorita no hay tanto problema, porque cuando la empresa te dice que te liquida al 100% pues no te deja desprotegido, son los tres meses de salario y veinte días de salario por cada año trabajado (...) yo tenía dos años ya ahí”, comentó.
Tiene claras sus opciones de trabajo, una de ellas es esperar hasta que abra nuevamente la mina Peregrina, pues hasta donde sabe reabrirá en un tiempo, “pueden ser semanas o meses”, dijo.
Cuando llegue la nueva empresa que explotará el yacimiento, habrá que ir personalmente a solicitar el empleo y lo más seguro es que será a través de empresas contratistas.
En la mina Las Torres todavía hay personal trabajando, pero no es opción buscar empleo ahí pues los mineros que laboran sólo están triturando y sacando el material que ya se había extraído, será cuestión de semanas para que también los liquiden, relató.
Otra opción es afiliarse al sindicato de la Minera El Cubo para poder ingresar a trabajar en alguna de las otras minas como la mina de Cata o la de Rayas, donde según comentarios que le han hecho pero que no ha comprobado, ya algunos de sus ex compañeros consiguieron trabajo ahí, aunque no todos tienen cabida pues todavía hay recelo por el conflicto sindical que dividió a los trabajadores hace dos años.
No lo convence la idea de afiliarse, pues asegura que muchas veces el trabajador afiliado a un sindicato gana menos que los no sindicalizados.

En esta nota:
  • empleo