Noticias

Tiene vértebra fragmentada pero por falta de presupuesto no lo han operado en el IMSS Celaya

En el IMSS de Celaya le han postergado varias veces la operación por un aparato descompuesto, falta de presupuesto y hasta a Acámbaro lo trasladaron; hoy su expediente está en blanco.

Avatar del

Por: Eduardo Martínez Borja

A 40 días de estar en el IMSS, hoy el neurocirujano le dijo a la esposa de Gerardo Hernández que en cuanto haya presupuesto le harán la operación. Foto: Especial.

A 40 días de estar en el IMSS, hoy el neurocirujano le dijo a la esposa de Gerardo Hernández que en cuanto haya presupuesto le harán la operación. Foto: Especial.

Celaya.- El 13 de marzo, Gerardo Hernández Aboytes, cayó de un segundo piso, lo que le fragmentó la cuarta vértebra lumbar. Han pasado ya 109 días, 40 de ellos en el Instituto Mexicano del Seguro Social, y no le han podido hacer la operación que requiere con urgencia por falta de presupuesto.

AM contactó al departamento de comunicación social de la delegación Estatal del IMSS en Guanajuato, donde dijeron que revisarían el caso.

Cuando ocurrió el accidente, Gerardo, licenciado en sistemas de 53 años, estaba desempleado por la cuarentena por el Covid-19, su esposa acababa de entrar a trabajar, por lo que él se quedó haciendo las labores de la casa.

Cuando lavaba la ropa se quedó sin agua y subió a la azotea de su casa, como no caía agua, fue a la azotea de su vecino a revisar si a él le caía y fue cuando cayó desde una altura cercana a los ocho metros.  

Su esposa, Iliana Ramírez Ruiz, explicó que en primera instancia, su esposo fue atendido en el Hospital General de Celaya porque no contaban con seguridad social. El diagnóstico fue que la cuarta vértebra lumbar estaba fragmentada y requería operación, pero no tenía dinero.

Del hospital nos fuimos a la casa por la contingencia, allá me pedían que pagará el material quirúrgico y estaba en trámite de un subsidio del gobierno para la compra, pero se atravesó la contingencia y dejaron de laborar en casa ciudadana que es donde me iban a dar la ayuda”, contó Iliana.

Lo llevan al IMSS

Tiempo después quisieron volver al Hospital General, pero ya no podían atenderlo porque debido a su nuevo trabajo, Iliana ya contaba con seguridad social, por lo que se fueron al IMSS a donde ingresó el 20 de mayo.

Lo trató un traumatólogo, primero le dijeron que con un corsé tenía, que no requería cirugía pero por fuera varios médicos que consultamos, le dijeron que sí necesitaba la operación porque un fragmento de hueso se había ido al canal de la vértebra.

Pedimos interconsulta y después de 15 días, se la dieron con el neurocirujano y dijo que sí era de cirugía, pero no había presupuesto. Luego el subdirector del hospital dijo que lo iba a dar de alta porque era y un problema crónico.

“En León no están operando la T1 por la contingencia es hospital 100% Covid y lo programaron para el 16 de junio en Celaya y ya estando en el quirófano falló el arco en ‘c’, al día siguiente en la tarde dijeron que iban a reprogramar porque ya estaba el aparato compuesto, pero el jueves dijeron que lo operaban el martes y el viernes llegó el doctor Carreón, el subdirector, y nos dice que lo van a llevar a Acámbaro porque adaptarían el hospital para Covid, porque es la prioridad”, narró la mujer.

Lo llevan a Acámbaro

Pese a insistir mucho en que ya el martes siguiente (23 de junio) ya lo operarían, el subdirector los mandó junto con otros tres enfermos a Acámbaro, referido a nefrología cuando no tenía ningún problema de riñones.

El martes 23 les dijeron que no lo llevarían a Celaya porque el arco en ‘c’ estaba descompuesto y a los otros enfermos los regresaron y a ellos les dijeron que el miércoles lo trasladaban para operarlo.

Hablé el miércoles y me dijeron que no había presupuesto para el material, les dije que entonces cómo ya lo iban a operar el martes si no había presupuesto y me dijeron que ese día sí había pero que ya se había descompletado porque habían surgido otras cosas y dijeron que si el jueves 25 ya había presupuesto lo trasladaban de nuevo a Celaya.

Ese jueves a las 12 del día lo trajeron a Celaya y llegamos al quirófano, pero ahí el subdirector Carreón lo mandó a urgencias, pese a que yo le dije que ya venía a operación”, relató la mujer.

Desde cero

En urgencias lo reciben y comenzaron su historial clínico desde cero, es decir, lo ingresaron como un nuevo paciente.

Le dieron cama en observación y hasta el viernes a las siete e la noche le dieron cama, hasta hoy (30 de junio) vino el neurocirujano que ya lo había atendido y lo iba a operar y me dice que su expediente está en blanco, todo lo que le habían hecho desapareció”, agregó Iliana.

La mujer tiene copias de todos los estudios y procedimientos que le han realizado a Gerardo en el IMSS, por lo que el neurocirujano le dijo que con la valoración del internista y los estudios de sangre todavía eran vigentes, y que en cuanto hubiera presupuesto lo operarían.

El subdirector solo me da largas, me dice que ya mandó un correo a León para que le den presupuesto, que ya lo mandó pero no le han contestado”, agregó.

Gerardo que está en la cama 251 del Hospital General de Zona No. 4 en Celaya, lo esperan en su casa sus tres hijas menores de edad, a él y a su esposa, quien solo ha podido ir a verlas cuatro horas cada tercer día.

Están solitas en casa, mis hermanas y vecinos les dan vueltas y les llevan de comer, mi hija iba a universidad y no pudo inscribirse, la mediana va en secundaria y la chiquita tiene nueve años.

Gracias a Dios tengo ‘home office’ aquí en el IMSS me dejan meter mi computadora y envío mis reportes, tengo que cuidar mi trabajo también, cuando estaba en Acámbaro me prohibieron sacar la computadora, luego les expliqué y me dejaron estar en un cuartito”, detalló Iliana.

Siete días después de su accidente Gerardo habría ingresado a un nuevo empleo. “Ya no pudo ir por el accidente, lo bueno es que le dijeron que lo esperaban para darle el trabajo y cuando estuviera listo”, confió Iliana.

emartinez@am.com.mx

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?