Noticias

Trepan bardas, las brincan y escapan 10 jóvenes de anexo en Irapuato tras maltratos

Cuatro jóvenes cuentan que sufrían distintos maltratos en el anexo RedAdicc Irapuato, por ello decidieron huir.

Avatar del

Por: Redacción

Los jóvenes acusan a una persona llamada "Manuel", quien les castigaba. Foto: AM

Los jóvenes acusan a una persona llamada "Manuel", quien les castigaba. Foto: AM

  • "Manuel" presuntamente los golpeaba y no les daba buena alimentación
  • Los jóvenes contaros a sus familiares los maltratos que sufrían 
  • El anexo se encuentra en la calle América Vespucio del Fraccionamiento Colón
     

Irapuato, Guanajuato.- Diez jóvenes lograron trepar las bardas y brincarlas, pudiendo escapar del anexo donde se encontraban internados. Cuatro de ellos quisieron dar su testimonio acerca de los diferentes maltratos y abusos de los que eran víctimas en el centro de rehabilitación.

La mañana de este sábado 4 de Julio, 10 jóvenes que se encontraban internados en el Centro de rehabilitación o anexo “ReAdicc Irapuato” lograron escapar pasando por arriba de las bardas del lugar. Tal anexo se encuentra en la calle Américo Vespucio del Fraccionamiento Colón.

Al escapar, cuatro de ellos pudieron llegar a la casa de un familiar, en cuanto llegaron, comenzaron a contar a la familia acerca de los diversos maltratos y abusos que los internos sufrían.

Acusan a Manuel

Según los testimonios, ya no aguantaban más de los castigos, golpes, la mala alimentación y el maltrato psicológico del lugar. Al parecer el principal agresor era el “padrino” del anexo, quien fue identificado como Manuel.

Los jóvenes refieren que Manuel llegaba en la mayoría de las ocasiones en estado inconveniente, es decir, ebrio o bajo los efectos de alguna sustancia.

Al observar a los jóvenes pudieron percatarse de que contaban con múltiples lesiones como moretones en varias partes del cuerpo así como sangrado en los brazos.

A mí una vez me subieron a un cuarto que usan como gimnasio, ahí no hay cámaras, me amarraron a una reja y Manuel comenzó a patearme en la cara [...]".

Distintos castigos

Vecinos, testigos del testimonio de los cuatro jóvenes, pudieron escucharles decir que entre los castigos que les practicaban les daban de comer una cebolla con chile crudo, los golpeaba con un palo que él mismo llamaba "Maitor".

Sin embargo, aparte de los castigos, golpes y humillaciones, tomaron la decisión de escapar del anexo debido a que Manuel los comenzó a amenazar con tirarlos a un río.

Es por esta razón que la Secretaría de Seguridad Ciudadana promueve la revisión de los protocolos, actividades, programas, empleados, permisos y encargados de estos centros de rehabilitación.

HLL
 

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?