Noticias

¡Una pesadilla!

Se quejan de los servicios de urgencia

Por:

Los capitalinos se preguntan si hacen falta m

Los capitalinos se preguntan si hacen falta m

El viernes pasado, los servicios de urgencia tardaron alrededor de una hora con 15 minutos para atender a un niño que en la colonia Ex Hacienda Santa Teresa, se había caído de su bicicleta.
Según algunos ciudadanos, a las 14:45 horas se reportó el accidente al número telefónico 066 y hasta las 16 horas llegaron los paramédicos del Cuerpo de Bomberos. El niño, Paolo, de 11 años, se reporta grave en el hospital.
En un rastreo de AM Express se comprobó que la llamada al 066 fue antes de las 3 de la tarde, y que personal que atiende dicho número se comunicó a la Cruz Roja, institución que reportó no podía atender el servicio por estar atendiendo otro; luego, la comunicación fue al Cuerpo de Bomberos Voluntarios, el que finalmente, a las 15:45 horas atendió la llamada. Los paramédicos llegaron a las 4 de la tarde. Hubo excesiva triangulación.
El problema de la falta de atención rápida a las urgencias médicas es un asunto de muchos años, según relata Andrés Hernández Quintal, quien durante 9 años fue delegado municipal en Llanos de Santa Ana, una comunidad que se ubica en el camino a Cristo Rey.
“Nunca atienden con prontitud las llamadas de auxilio de la población, no sé si esto se debe a la falta de ambulancias o al desorden que existe en las instituciones que prestan este servicio”, dijo Andrés.
“Cuando yo fui delegado conocí de muchos asuntos de urgencia, por desgracia, nunca atendieron con rapidez nuestras llamadas de auxilio, el panorama no ha cambiado, porque ahora las señoritas que atienden las llamadas primero lo confiesan a uno, a grado tal que preguntan el estado de salud del accidentado, como si uno fuera médico; el interrogatorio dura varios minutos, y finalmente, el auxilio llega tarde, o de plano ni se aparecen”.
“La gente tiene que utilizar sus propios medios para llevar a los heridos o enfermos, con el riesgo de que al moverlos las lesiones empeoren, uno no es médico, no sabe mover heridos, entonces, las cosas se complican, sobre todo para nosotros que vivimos lejos de la zona urbana”.
Esa sensación de falta de apoyo también lo sienten habitantes de colonias populares, como Antonio Rodríguez, de El Cerro del Cuarto: “donde vivo hay pleitos entre pandillas, hay heridos y las ambulancias tardan en llegar”.
“Es un problema porque desconocemos qué hacer si vemos a una persona herida porque si llamamos a los teléfonos de urgencia éstos tardan en llegar, y si optamos por llevarla al hospital podemos meternos en un conflicto legal si la persona fallece en el traslado”.
Pedro Gómez, del barrio de San Clemente, aseguró haber visto varios accidentes en el rumbo donde vive, él ha llamado al 066 y le ha parecido como una situación desesperante; “llamo, llamo y llamo y no contestan, cuando al final lo hacen tengo que soportar un largo interrogatorio, y todo para nada”.
En este asunto, queda otra interrogante: ¿cuál es el papel del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG)?, ¿sólo interviene en accidentes muy graves?, ¿sólo pueden intervenir la Cruz Roja y los Bomberos?

En esta nota:
  • salud