Noticias

Una tradición que sigue viva

Alfeñiques y altares para los que se han ido visten la ciudad

Por:

El altar tradicional de las escalinatas de la Universidad de Guanajuato. FOTO: JUAN CARLOS LUNA

El altar tradicional de las escalinatas de la Universidad de Guanajuato. FOTO: JUAN CARLOS LUNA

Vendedores de alfeñiques de la Plaza de la Paz y el alcalde Luis Fernando Gutiérrez Márquez, compartieron la tradición de comer pan de muerto acompañado de atole.
Al llegar el Alcalde recorrió la muestra y venta de alfeñiques, colocada en la Plaza de la Paz.
Posteriormente Luis Palacios, presidente de la Unión de Artesanos Diego Rivera, emitió un mensaje recordó que los altares del 1 primero de noviembre es para niños, y el día 2 para adultos.
Enseguida tocó el turno a Gutiérrez Márquez, quien resaltó que es de buena suerte comenzar a vender temprano.
“Recuerdo que de niños guardábamos los alfeñiques todo el año, hasta que se rompían, eran juguetes y después nos los comíamos”, recordó.
El Alcalde resaltó la importancia de seguir estas tradiciones bastante arraigadas, donde se esperan panteones saturados.
Finalmente, visitó el altar dedicado a Diego Rivera, colocado en la Plaza de la Paz, posteriormente compartió la mesa con los artesanos para comier mermelada de guayaba, pan de muerto y atole.

En esta nota:
  • tradición