Noticias

Van mil mujeres maltratadas

La cifra corresponde a los primeros siete meses en la capital. Supera en 20 casos a todas las denuncias que se presentaron por el mismo delito el año

Por:

Parejas y familiares directos, los principales agresores de las mujeres. FOTO: OSVALDO GARC

Parejas y familiares directos, los principales agresores de las mujeres. FOTO: OSVALDO GARC

De enero a julio de este año, la Dirección Municipal de Atención a la Mujer había recibido mil denuncias relacionadas con violencia en contra de mujeres, una cifra sin precedentes, informó Iovanna Rocha Cano, titular de la misma.
“El año pasado recibimos 980 denuncias. Es decir, en casi en nueve meses superamos la meta”, lamentó.
Precisó que las denuncias promovidas por madres de familia lo mismo abarcan la violencia de tipo doméstico, que las conocidas como física, psicológica y económica, de manera preponderante.
Al respecto, señaló que la cantidad evidencia la gravedad de una problemática social que mantiene un crecimiento sostenido y sin control.
De acuerdo con las cifras de este organismo, una cantidad similar a ésta no se había registrado en años anteriores o bien era la suma total de todas las que se presentan a lo largo de todo un año.
“Es un crecimiento tan grande que nos demuestra que hay mucho trabajo por hacer, las mujeres sufren la violencia en todos lados y lo malo es que no hay herramientas jurídicas que la disminuyan”, dijo.
Explicó que muchas mujeres han optado por dejar la denuncia de lado, porque el llegar al Ministerio Público los agentes no les dan una verdadera solución jurídica y la única alternativa que plantean es la conciliación, es decir que perdonen al agresor y vuelvan con él.
“Pese a que las agresiones son proferidas de forma preponderante por parejas y familiares cercanos como tíos, primos y otros, en el Ministerio Público casi son obligadas a volver con el agresor”, afirmó.
Rocha Cano señaló que el organismo a su cargo sólo puede apoyarlas en la vía jurídica, pero ese apoyo se viene por tierra, cuando instancias como el Ministerio Público, optan por la conciliación.
“Imagínate, van y denuncian a su agresor y el agente les sale con la postura de que es mejor conciliar; sólo están promoviendo que haya mayor violencia”, aseguró.
La funcionaria lamentó la situación tan vulnerable en que se ha colocado a las mujeres, especialmente a las que son madres de familia, quienes son las más maltratadas y la vez menos atendidas.
Finalmente, expresó que si no hay un cambio en el tratamiento jurídico que otorga el Ministerio Público a estos casos, la problemática va aumentar hasta llegar a una situación completamente incontrolable.

Cifras

980

Denuncias se recibieron en todo el año en el 2012.

En esta nota:
  • género