Ve activista a Guanajuato a medio camino en protección de mascotas

Con el reconocimiento de que los animales son seres sintientes,  se avanza en la protección de mascotas y en el endurecimiento de penas por maltrato

 

Avatar del

Por: Joel Reyes

Hace tres semanas en León dueños de mascotas y defensores de sus derechos marcharon en León para exigir un alto al maltrato animal.

Hace tres semanas en León dueños de mascotas y defensores de sus derechos marcharon en León para exigir un alto al maltrato animal.

León, Guanajuato.- Guanajuato va a la mitad del camino para alcanzar una franca protección animal, consideró Gabriel Rocha, activista y uno de los principales impulsores en la entidad para reconocer a los animales como seres sintientes.

Las nuevas adiciones a la Ley de Protección Animal en el estado son la llave para endurecer las penas y sanciones por maltrato animal, pero principalmente para incluir la educación y concientización de la problemática en las escuelas. 

Este avance en el tema quedó estructurado en la ley para que no solo sea un concepto agregado, esto ya no está en el aire, sino que ya se reconocen los derechos que tienen los animalitos de compañía y por lo tanto las obligaciones formales de los propietarios”, afirmó el activista.

A los animales no se les está dotando de derechos, esos  ya los tienen desde el momento de nacer al igual que las personas, dijo Gabriel Rocha, e indicó que lo que se logró en el Congreso del Estado hace apenas una semana, es reconocerles esos derechos y en consecuencia formalizar las obligaciones que tienen los propietarios ante la ley.

“Esos derechos son tener un lugar digno, ser alimentados, cuidados y aseados, además de proveerles atención veterinaria”, precisó.

Algo muy importante con estas adiciones a la ley, es que los animales ya no son catalogados en nuestra legislación como cosas o bienes, sino que ya son seres sintientes, añadió el activista.

Además de involucrar las obligaciones de los particulares, la modificación de la ley también está dirigida a los lugares que albergan, cuidan o comercializan especies de compañía, por lo que la responsabilidad de que la autoridad procure su bienestar será en ambas partes.

La finalidad de estas adiciones son de tipo preventiva y no tanto punitiva, de tal forma que se buscará incluir en el programa de educación básica de Guanajuato, campañas y seguimiento a la protección animal para generar conciencia desde la infancia. 

Se contempla que por incumplir obligaciones se establecerán multas de más de 17 mil pesos y la posibilidad de clausurar establecimientos. A los municipios se les otorga un plazo de 180 días para adecuar su reglamentos a partir de este mes.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?