Noticias

Ven problema en 'Ciudad Luz'

El proyecto de iluminación genera altos costos en su mantenimiento. Fue un programa millonario que heredó Juan Manuel Oliva para que luciera la ciudad

Por:

El proyecto

El proyecto

Para la actual Administración Municipal el programa “Guanajuato Ciudad Luz” no cumplió con las expectativas y es un problema por las constantes fallas y lo costoso del mantenimiento del alumbrado.
El subdirector de Alumbrado Público del Municipio, Ignacio Piñón Medina, aseguró que el costo del mantenimiento de las luminarias que fueron instaladas como parte del proyecto estatal “Guanajuato Cuidad Luz” significan para el Ayuntamiento un alto costo.
“Nos dejan un problema, en lugar de darnos una solución nos dejan un problema porque todos los gastos de mantenimiento corren ya por parte del Municipio y son carísimos. (…). Son muy costosos y duran muy poquito. Estaban garantizados por 20 años supuestamente y duran tres meses y el reemplazo de cada foco cuesta 900 pesos”, comentó.
El funcionario municipal detalló que las lámparas que son de marca Phillips presentan problemas en su funcionamiento y no cumplen con las garantías que aluden a varios años.
“Realmente nos dejó una problemática muy grande porque las lámparas que pusieron son muy costosas y los reemplazos son muy costosos. Todo esto está en túneles y por eso precisamente está en estudio la introducción de leds”, agregó en entrevista.
Antecedentes
El proyecto “Guanajuato Ciudad Luz” fue uno de los proyectos millonarios del entonces gobernador, Juan Manuel Oliva Ramírez, quién resaltó que la intención era que la capital luciera “maravillosa” en el marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia de México celebrados en el 2010, pero sobre todo generar un ahorro de energía y brindar seguridad a la ciudadanía.
Indicó que con el Programa “Ciudad Luz” serían ejercidos más de 50 millones de pesos en la iluminación de sitios emblemáticos en la capital tales como: el cerro de la Bufa, las escalinatas de la Universidad de Guanajuato, la Alhóndiga de Granaditas, las zonas peatonales del Centro Histórico, el acceso de la ciudad en Pastitos y la glorieta de Santa Fe.
Para la renovación del sistema de iluminación pública se firmó un convenio entre la empresa Phillips Mexicana, S.A. de C.V. y el entonces gobernador, Juan Manuel Oliva Ramírez.
En el proyecto “Guanajuato Ciudad Luz” se habló de tres objetivos a cumplir: resaltar lo más bello y dar una coherencia en la iluminación a toda la ciudad; el segundo objetivo estaba orientado al ahorro energético con su componente de seguridad social y de eficiencia en el gasto público; y el tercero objetivo era el bienestar de los ciudadanos, reflejado en mejor seguridad para los por la correlación existente entre percepción de seguridad y alumbrado público”.
La primera etapa estaría terminada antes de la celebración de la trigésima sexta edición del Festival Internacional Cervantino, el 8 de octubre de 2009. Durante la presentación de la primera fase el entonces gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, dijo que la inversión total del proyecto era de 58 millones de pesos y en la primera etapa se aplicaron 24 millones 400 mil pesos del total.
Se iluminó la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, el templo de San Francisco, Plaza de la Paz, El Pípila, el Teatro Juárez y el Teatro Cervantes, parte de la calle Miguel Hidalgo (subterránea) y el Jardín de La Unión.
Cabe destacar que de acuerdo con el oficio que la empresa Phillips Mexicana, S.A. de C.V. giró con atención al a Juan Carlos Vargas Rodríguez, director de Servicios Públicos Municipales, con fecha 3 de junio de 2010 se le entregó las puertas de los núcleos correspondientes a las secciones 1 a la 5, así como de la información de cinco planos eléctricos impresos, manual de mantenimiento y un CD con la información en formato digital de las planos y el manual de mantenimiento.
Sin embargo, para el 21 de junio del 2010 el Municipio envió un escrito al entonces secretario de Desarrollo Turístico de la entidad, Sergio Enrique Rodríguez Herrera, en el que se informaba que el proyecto, específicamente el área de la calle Subterránea, no había sido entregada de manera formal al Ayuntamiento.
En el documento le informan al entonces Secretario que de acuerdo a la cláusulas del contrato la durabilidad de los elementos de iluminación (lámparas y balastros) los cuales eran de 20 años y esa fecha ya presentaban fallas.
El escrito, que al calce fue firmado por el entonces alcalde capitalino, Nicéforo Guerrero Reynoso, señalaba que ante la incompetencia del Ayuntamiento en la obra al no haber sido entregada, les era imposible el hacer válidas las garantías de las luminarias a la empresa proveedora.
El documento obtenido por AM informa a Rodríguez Herrera que “derivado del alto número de reportes y a los problemas de inseguridad inherentes, personal de Alumbrado Público ha intervenido para reparar 28 luminarias y existen otros 43 luminarios que presentan el mismo problema, dando un total de 71 equipos que presentan este tipo de fallas. Si se toma en cuenta que el total de luminarias que se instalaron en las 5 secciones fue de 325 unidades, el porcentaje de fallas asciende al 22%.”
Ante dichas anotaciones el escrito señala “Alumbrado Público ya no cuenta con los insumos para realizar las reparaciones necesarias, por lo cual en lo sucesivo ya no será posible brindar el apoyo para reparar los luminarios apagados”.
Replican el oficio
En un nuevo escrito, ahora dirigido a Juan Manuel Oliva Ramírez, el Alcalde hizo manifiesto que la obra seguía sin ser entregada (de la Subterránea) al Ayuntamiento de manera oficial y en particular énfasis se informó al entonces Gobernador sobre las anomalías que presentaba la obra.
“Al día de hoy (13 de octubre del 2011) y desde el mes de febrero, 138 han presentado fallas (lámparas), lo que representa un 42.46%. En la calle Padre Miguel Hidalgo la necesidad lumínica es de 24 horas al día, significa que el equipo tendría una duración de 854 días; es decir 2.3 años, sin embargo adolecemos de fallas en el porcentaje precitado desde la inauguración y se agudizaron a partir del mes de febrero, colapsando en junio de este año”, cita el escrito.
Ante los hechos el Municipio informó de la necesidad de 420 mil pesos para subsanar las fallas, de acuerdo con el diagnóstico hecho por la Dirección de Servicios Públicos Municipales.
Una segunda etapa
Cabe resaltar que dentro del proyecto existió una segunda fase que estaría concluida antes de las vacaciones de diciembre 2010, y comprendía el alumbrado de los accesos a la ciudad, vialidades primarias y acceso a sitios turísticos; y sitios como: Alhóndiga de Granaditas, Calles de Marfil, templo de San Cayetano, Plazuela de Valenciana, Embajadoras y Paseo de la Presa.
Paulo Simas de Abreu, presidente y director general de Phillips Mexicana, afirmó en un discurso durante la inauguración de la primera fase del proyecto que se puso en marcha en Guanajuato el primer proyecto en su tipo en América Latina, basado fundamentalmente en los aspectos de ahorro de energía. Finalmente, consideró que Guanajuato fue un faro en la lucha por la independencia de México “ahora, con este nuevo proyecto brillará de nuevo con la luz del cambio”.

En esta nota:
  • desarrollo