Noticias

Venaditos: tradición familiar

Las figuras grandes las hacen con ‘ojo de venado’ en La Sauceda

Por:

Unas 20 familias crean esta novedosa artesan

Unas 20 familias crean esta novedosa artesan

Desde octubre, María Guadalupe reúne materiales y comienza a elaborar figuras de venados, chiquitas y grandes, debe reunir por lo menos unas 20 para su venta en navidad.
“Con esas empiezo y ya después hago otras de acuerdo a la demanda que tenga”.
Las grandes las elabora con una hierba que los lugareños denominan “ojo de venado”, y las chiquitas con el tallo y las hojas de anís. Ambas hierbas crecen en forma silvestre en el campo, ya sea en lotes baldíos o a un lado de los cultivos de maíz y frijol.
“Tal vez el trabajo más pesado sea recolectar este material porque lo demás es algo sencillo”.
Segura de sí misma afirma que una vez recolectado el material, en hora y media elabora un venado de aproximadamente 90 centímetros.
“Lo hago desde hace 15 años. Me divierto y gano un dinerito”, dice y señala con cierto orgullo que solamente en La Sauceda existe la tradición.
“No he visto que en otras partes los hagan. Aprendí con un señor, luego les enseñé a mis hijos, y ahora ellos continúan con esta artesanía”.
María Guadalupe Ramírez Patlán dice que en La Sauceda – comunidad ubicada sobre la carretera que conduce a Juventino Rosas- unas 20 familias crean esta novedosa artesanía, y que han pensado en establecer una cooperativa para trabajar en forma organizada, pero aún no saben como.
“Las mujeres somos las que más estamos entusiasmadas. Espero que pronto podamos tener una producción más importante para vender al mayoreo y tal vez llevar los venaditos a otros países”.
El puesto de María Guadalupe huele a anís, y es que las figuritas de venados impregnan el lugar con su característico perfume, y a cada posible cliente que pasa le ofrece alguna figura para que la huela.
“Mire, este huele muy bonito”, dice y extiende su mano.

En esta nota:
  • tradición