Noticias

Vibra el Juárez con “La vida no vale nada”.

Durante el intermedio se invitó al público un poco de mezcal, mientras que el mariachi tocaba una de las canciones que hizo grande al ídolo de la canc

Por:

El elenco y su director de escena, Luis Mart

El elenco y su director de escena, Luis Mart

El espectáculo multidiciplinario “La vida no vale nada” que cuenta con la participación de 50 artistas en escena, tuvo éxito total en su pre estreno en el majestuoso Teatro Juárez. La obra está inspirada en la vida de José Alfredo Jiménez, donde se muestra a sus amores, sus amistades y sus canciones más famosas.
El dolorense que escribió más de 300 canciones de amor y desamor se encuentra con la muerte antes de partir de este mundo. Él le pide una segunda oportunidad y además le asegura que le escribirá una canción. La muerte accede a su petición y a su regreso se reúne con sus amores, entre ellos Irma Serrano y Lucha Villa a quien le escribió la canción “Amanecí entre tus brazos”.
José Alfredo Jiménez interpretado por el actor Francisco Márquez le lleva serenata a su amada Alicia acompañado de Son del montón, músicos que trabajaron en los arreglos musicales de algunas de sus canciones. Además de contar con la participación del Mariachi Conquistadores de América y de Salomón Maawad Jazz Quartet, quienes gracias a su intervención artística contagiaron al público con las letras que inspiraron a varias generaciones de ayer y hoy.
Durante el intermedio se invitó al público un poco de mezcal mientras que el mariachi tocaba una de las canciones que hizo grande al ídolo de la canción ranchera. Luego los espectadores disfrutaron de una interesante conversación entre él y Chavela Vargas, amiga que lo acompañó en las cantinas, mujer que compartió sus penas y su sentir. Ahí José Alfredo habla de la muerte como si estuviera a su lado para llevárselo por fin al más allá.
Entre sus recuerdos entra en contacto con cantantes y bailarines, quienes con cambios de escenografía, vestuarios y luces hacen una interacción multidiciplinaria. Antes de irse para siempre, recuerda a su hermano en “Caminos de Guanajuato”, ese suceso que marco su vida para siempre, “Camino de Guanajuato que pasas por tantos pueblos, no pases por Salamanca que ahí me hiere el recuerdo...”
Luego se encuentra con el niño que dejó de ser muchos años atrás, después de ese momento pide que sea enterrado en su natal Dolores Hidalgo, ahí donde nació, ahí donde vio la luz por primera vez, ahí donde la vida no vale nada.
El público agradeció el espectáculo con fuertes aplausos y flores, mientras que músicos, cantantes, bailarines y actores se reunieron en el escenario con su director de escena, Luis Martín Solís.
“La vida no vale nada” se presentará el 14 de octubre durante el Festival Internacional Cervantino gracias al Instituto Estatal de la Cultura y su director Juan Alcocer Flores, quien desde hace tiempo tenía en mente montar un espectáculo con artistas guanajuatenses.

En esta nota:
  • vidas