Noticias

Viven con miedo a inundaciones

Cada año padecen inundaciones por lluvias.

Por:

Intransitable la entrada al sur de la ciudad. Foto: Juan Carlos Luna

Intransitable la entrada al sur de la ciudad. Foto: Juan Carlos Luna

Cada que es temporada de lluvias, habitantes de la colonia Lomas de Chapultepec y fraccionamiento Independencia viven con temor.
Y es que desde hace al menos ocho años el agua de lluvia inunda las calles y obstruye los drenajes pluviales, lo que causa inundaciones en las casas.
“Ya nos la sabemos, que cada época de lluvias vamos a sufrir. Los drenajes están tapados con tierra y cuando llueve se estanca, luego se mete a las casas y nos causa muchos problemas”, dijo Patricia María, habitante del fraccionamiento Independencia.
Ella como muchos de los habitantes de esta colonia ya saben que cuando llegan las lluvias van a tener problemas e incluso tienen que cambiar los accesos a sus hogares, ya que los que dan a la calle se vuelven intransitables por la cantidad de lodo y agua que se acumula en las entradas.
En este asentamiento, calles como Miguel Domínguez, Ignacio López Rayón y Francisco Javier Mina, además de que carecen por completo de drenaje pluvial, con las lluvias se convierten en arroyos que arrastran todo a su paso y luego llega hasta sus casas.
“Ya no sabemos qué hacer, la calle se llena primero y luego el agua se va a las casas. Si te toca suerte de estar en ella puedes evitar que llegue adentro, pero si no estás te va a echar a perder todo”, dijo Francisco, un hombre de 62 años, mientras recorre con la vista la pared exterior de su hogar, la cual luce llena de manchas producidas por el agua y el lodo que los coches salpican cuando pasan.
Aunque han pedido la intervención de autoridades municipales, sólo han acudido trabajadores de obras públicas y del Sistema Municipal de Agua Potable de Guanajuato (Simapag) y aunque hacen las reparaciones, éstas sólo duran unos cuantos días.
“Hace unas tres semanas vinieron los de Simapag y limpiaron, pero ahorita todo está igual”, aseguró Patricia María, quien se considera la más afectada, ya que afuera de su hogar se encuentra el punto principal del taponamiento.
En ese lugar, concretamente en la calle Francisco Javier Mina, todos los años se forma un charco que crece con las lluvias y luego entra en su hogar, además de que le impide entrar en el mismo.
LOMAS DEL PADRE
Y así como sufren con las lluvias en esta colonia, igual ocurre con cientos de vecinos Lomas del Padre, donde el agua de lluvia ha dejado intransitables e inservibles los caminos y vialidades de terracería que sirven para llegar a las casas de quienes ahí residen.
Algunas de las calles se han partido en dos por las lluvias, y en otras se forman grandes charcos que impiden la circulación de personas y vehículos.
Juan Martín, un habitante de esta colonia que tiene ya 13 años de residir en ella, prácticamente ha perdido la esperanza de alguna vez ver pavimentadas las calles cercanas a su hogar.
Él, junto con su familia, vive en los límites de Lomas del Padre con el fraccionamiento Independencia y aseguró que esta es la zona más abandonada, ya que todas las calles carecen de pavimento.
“Ya arreglaron algunas calles, arriba cerca de Villaseca, pero acá abajo estamos muy mal, con las lluvias es difícil llegar a tu casa, porque tienes que rodear, pues si caminas por donde siempre, hay mucho lodo y llega el momento que no puedes pasar”, apuntó.
“No sé qué pasa, aquí la gente paga sus impuestos, su predial, pero no tenemos calles, los servicios funcionan bien sólo si no hay lluvias, porque hasta los camiones urbanos tienen problemas para entrar y salir”, aseguró.

En esta nota:
  • Lluvias