Noticias

Ya estaba dinero para tapar hoyo

El millón de pesos que se requerirá para la reparación del hoyo en la escuela primaria Insurgente Pípila ya estaba desde el 3 de julio pasado.

Por: Guanajuato Redacción

Aseguran que el dinero para tapar el hoyo de la escuela Insurgente P

Aseguran que el dinero para tapar el hoyo de la escuela Insurgente P

El millón de pesos que se requerirá para la reparación del hoyo en la escuela primaria Insurgente Pípila ya estaba desde el 3 de julio pasado y es hora que no se han iniciado las obras.
Antonio Rivera García, quien dijo que su hermana trabaja como maestra en esa escuela, informó que el día que se inauguró la cuarta etapa del libramiento norponiente de esta ciudad, al final del evento, él le pidió al gobernador Miguel Márquez apoyo para reparar dicho agujero.
Y el funcionario aceptó, así que firmó un documento en que el Gobierno del Estado entregaba 500 mil pesos al Municipio de Guanajuato, según afirmó Rivera García.
“Él (el gobernador) nos donó 500 mil pesos y el Municipio debería aportar otros 500 mil pesos. Los 500 mil pesos del Gobierno deberían ir directamente a Obras Públicas (municipal) y el trabajo tenía que iniciar en 15 días. El Municipio se va a hacer cargo.
“Yo hice esa gestión. El Gobernador firmó y ahí mismo firmó el presidente municipal Luis Gutiérrez. No sé por qué no hayan hecho nada. Es un millón de pesos para la escuela”, sostuvo.
Si esto es así, los trabajos de reparación debieron haber iniciado el 17 de julio, pero hasta la fecha, un mes y una semana después, no han comenzado.
Ayer, AM publicó que Jorge Ignacio de la Peña Hernández, director de Obras Públicas municipales, admitió que existe el millón de pesos para la obra.
Antonio Rivera comentó que el problema con el drenaje en esa escuela data de varios años, pero ahora se hizo más grande. Confirmó lo dicho por De la Peña Hernández el sábado, que hay que abrir el piso desde hace varios metros atrás y embovedar el drenaje, pues la fuerza del agua con la que llega a ese lugar rompe la tubería.
El 21 de agosto de 2012, en el patio de la escuela Insurgente Pípila se formó un gran agujero de más de dos metros de largo porque el tubo de drenaje se rompió.
Un año después, a pesar de las promesas de Simapag, el Inifeg y la Dirección Municipal de Obras Públicas de que lo repararán, lo cierto es que ninguna de las tres dependencias lo ha hecho.

En esta nota:
  • educación