Opinión

Alerta de influenza. ¡Actúe ya!

Los datos oficiales del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica 1 a la semana 44 (2 de noviembre de 2019) informó 56 nuevos casos de Influenza en México, acumulándose ya cinco mil 884 casos contra los cuatro mil 325 casos del mismo período el año 2018 (36% más).

Avatar del

Por: Éctor Jaime Ramírez Barba

Los datos oficiales del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica 1 a la semana 44 (2 de noviembre de 2019) informó 56 nuevos casos de Influenza en México, acumulándose ya cinco mil 884 casos contra los cuatro mil 325 casos del mismo período el año 2018 (36% más).

En Guanajuato se llevan acumulados 332 casos en 2019 (179 en hombres y 132 en mujeres) contra los 110 acumulados en el mismo periodo de 2018 (3 veces más casos).

De aquí, estimados lectores, mi señalamiento que la temporada de influenza ya inicio y debemos actuar ya.

¡Actúe ya!, vacúnese usted y a sus seres queridos. Todas las personas de seis meses de edad en adelante deberían vacunarse contra la influenza cada temporada. 

La vacunación contra la influenza ofrece importantes beneficios: no enfermarse, no acudir al médico, no ausentarse al trabajo o la escuela, previene las hospitalizaciones e incluso puede salvarle la vida. 

Está bien demostrado que la vacunación contra la influenza puede reducir de forma significativa el riesgo de muerte en los niños. Además si usted y sus familiares se vacunan, protegen a los que les rodean.

¿Dónde me debo vacunar? En la institución de salud donde usted tenga servicios: IMSS, ISSSTE, ISAPEG, Centros de salud. Si no tienen ninguno de estos servicios o allí no hay vacuna, busque en los servicios privados, pero vacúnese ya.

De prioridad para vacunar a los niños de seis meses a cuatro años; personas de 50 años en adelante; quienes padecen trastornos crónicos pulmonares como el asma o cardiovasculares, renales, hepáticos, neurológicos, hematológicos o metabólicos como la diabetes mellitus.

Personas inmunosuprimidas por cualquier causa, incluso la inmunodepresión causada por medicamentos o por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH); las mujeres que están embarazadas o lo estarán durante esta temporada de influenza.

Adultos mayores que viven en asilos de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo; personas con obesidad mórbida; personal de cuidados de salud; contactos familiares y cuidadores de niños menores de cinco años y adultos de 50 años en adelante; contactos familiares y cuidadores de personas con ciertas afecciones médicas que los ponen en mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza.

Para ¡actuar ya!, se requiere tener en la cabeza las cosas que importan, entre ellas en esta temporada, es saber cuáles son los síntomas de la Influenza y poder reconocerles para acudir con los profesionales de la salud.

La Influenza inicia de repente, sintiendo las personas, algunos o todos de los siguientes síntomas: fiebre o sentirse afiebrado, con escalofríos, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares o corporales, dolores de cabeza, fatiga (cansancio) y unos pocos pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos. La Influenza es diferente al resfriado.

Cualquiera puede contraer la influenza, incluso las personas sanas, y los problemas de salud graves a causa de la influenza pueden surgir a cualquier edad. 

La Influenza puede causar una enfermedad leve, pero también puede ser grave y en ocasiones puede llevar a la muerte.

Por ello les comento cuáles son los signos de advertencia de emergencia de la Influenza, que indicarían que deberían llevar de inmediato a su ser querido a recibir atención médica.

En los niños, una respiración acelerada o problemas para respirar; coloración azulada en los labios o el rostro; se expande la caja torácica al respirar; dolor de pecho; dolor muscular intenso; deshidratación (no orina por 8 horas, tiene la boca seca y al llorar no tiene lágrimas); no está alerta ni interactúa cuando está despierto; convulsiones; fiebre por encima de los 40 grados centígrados y; agravamiento de las afecciones crónicas.

En los adultos, una dificultad para respirar o falta de aire; dolor o presión constante en el pecho o abdomen; mareos persistentes, confusión, dificultad para despertarse; convulsiones; no orina; dolor muscular intenso; debilidad o inestabilidad intensa; fiebre o tos que mejora, pero reincide o empeora y; agravamiento de las afecciones crónicas.

Por último, si no se logró vacunar y se enferma de influenza, ¡actúe ya!, tomando los medicamentos antivirales que le haya recetado su médico en los horarios que le hayan dicho. 

Tome precauciones diarias para proteger a los otros miembros de su familia o comunidad mientras está enfermo: limite el contacto con las demás personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas; cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar; arroje el pañuelo a la basura luego de utilizarlo; lávese las manos con agua y jabón frecuentemente; si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol; limpie y desinfecte las superficies y los objetos que puedan estar contaminados con gérmenes como los de la influenza; quédese en su casa hasta que mejore.

Es muy temprano aún para saber la gravedad que tendrá la temporada de influenza 2019-2020, pero la tendencia observada es que será de moderada a severa. Así que, ¡vacúnese ya!

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?