Opinión

Complicado

Empresarios restauranteros están desesperados.

Suman 400 mil empleos perdidos para este sector.

Representantes de reservaciones y servicios de alimentos pide piso parejo.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Son las 4:40 AM decido dejar de dar vueltas en la cama para escribir lo que me pasa, porque sino lo hago siento que mi pecho explotará”.

Es imposible conciliar el sueño cuando pienso en mis colaboradores, en el patrimonio que inicie, al igual que millones de empresarios de pequeños empresarios, con mucho esfuerzo y que ahora está a punto de desmoronarse”, lo anterior es solamente una parte, de una carta que un empresario mexicano, dedicado al sector restaurantero compartió en redes sociales para expresar la tristeza que le genera el vivir una incertidumbre que le ha provocado tener que despedir a gente que durante gran parte de su vida colaboró en su negocio, y conforme ve que la situación sigue complicando, lamenta visualizar que difícilmente volverá a contratarlos.

En su texto pide una oportunidad de comentarles o hasta gritarles a las autoridades que salgan de su burbuja, porque si bien es cierto comprende que estamos en una contingencia sanitaria, les asegura que también la crisis económica está a punto de estallar.

Las pérdidas siguen

“Por eso el mensaje es “abrimos o morimos”, una de las frases más compartidas en redes sociales y en portales de negocios ayer.

Día en que los restauranteros de Ciudad de México y el Estado de México decidieron nuevamente citar a sus empleados, a los pocos que aún pueden mantener con sueldo, surtieron de insumos, haciendo diversos ajustes para poder alcanzar con poco presupuesto la mayor parte de ingredientes y nuevamente abrieron sus puertas en pleno semáforo color rojo, en el momento más complicado de la pandemia del coronavirus en nuestro país.

Pero, es que sin embargo aseguran que de no hacerlo, así dificilmente podrán regresar posteriormente. Pues basta recordar que el pasado año varios de ellos permanecieron hasta 4 meses sin abrir sus puertas y a su regreso las ventas no fueron las mejores.

“Las curvas no van a bajar y los hospitales van a seguir saturados, pero no una semana, seguirá los próximos tres meses, la petición atenta es aprendamos a equilibrar la economía con las muertes, van 133 mil muertos en el país pero han cerrado 120 mil restaurantes, casi tenemos un restaurante cerrado por un muerto”, señaló en Germán González, presidente de la Canirac nacional.

Son 400 mil empleos perdidos, y 2 mil 200 pesos que ha otorgado el Gobierno de la Ciudad de México a empleados que sinceramente no han sido suficientes.

Sin excepciones

En el estado de Guanajuato la situación no es tan diferente, aunque por fortuna, por este lado de México si escucharon a los empresarios que previamente le suplicaron al gobierno estatal, que en caso de retornar a semáforo color rojo, aceptarían ajustes, pero no el cierre total de sus negocios.

Mañana, la gente de Irysa que preside Raúl Cristian Torres Jiménez considera una manifestación el Arco de la Calzada en León, ¿Para qué? para mostrar su descontento porque considerar no hay “piso parejo” pues mientras ellos durante el pasado año perdieron millones de pesos por hacer confinamiento y en la actualidad cumplir con protocolos y capacidades permitidas, en la informalidad seguimos enterandonos de organización de eventos en donde participan hasta más de 200 personas, sin que nadie les diga nada, pese a que ni siquiera impuestos pagan.

“O todos abiertos o todos cerrados” dijo el titular de la industria de reservaciones y servicios de alimentos de Guanajuato.

No todo es fiesta en este sector, hablamos de que es una industria que representa el 10% del PIB generado en Guanajuato y de ella dependen por lo menos 80 mil familias.

Previo a tomar la decisión de la manifestación, enviaron una carta con carácter de urgente al gobernador de Guanajuato y al titular de Economía.

En el texto se denuncia que el sector informal opera al margen de los protocolos de higiene establecidos por el Sector Salud, es más dicen que hasta con el certificado de Guanajuato Sano ya cumplieron, y están dispuestos a cumplir con más requisitos en caso de necesitarlos, pero por qué no es parejo el asunto, se preguntan.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?