Opinión

Desabasto de medicamentos públicos, sus causas en México

Morena y sus aliados, modificaron el artículo primero de la Ley de Adquisiciones, Arendamientos y Servicios del Sector Público, excluyendo al Gobierno de cumplir con un requisito que marca a Constitución.

Avatar del

Por: Éctor Jaime Ramírez Barba

El presidente López dijo que celebrará un convenio con la ONU para adquirir, medicamentos, vacunas, equipos en el mundo, donde se obtengan mejores condiciones en cuanto a calidad y precio precio de los medicamentos y equipos. Sostuvo que esto va a ayudar a que resolvamos el problema de abasto de medicamentos. Para ello, Morena y sus aliados, modificaron el artículo primero de la Ley de Adquisiciones, Arendamientos y Servicios del Sector Público, excluyendo al Gobierno de cumplir con un requisito que marca a Constitución: las licitaciones públicas -nacionales o internacionales- como el método idóneo con trasparencia para conseguir la calidad, eficiencia, eficacia y el mejor precio al fomentar la competencia.

La narrativa del presidente es adecuada, nadie en su sano juicio pensaría que no debemos buscar que los impuestos que ahora con tanto trabajo pagamos los mexicanos, nos permitan acceder a medicamentos e insumos de calidad. Las acciones y los hechos del presidente sin embargo, van en sentido totalmente contrario, pues en sus primeros dos años de gobierno, sus colaboradores han sido incapaces de lograr lo mínimo requerido para que haya abasto de medicamentos.

¿Porqué hay desabasto público si en el mercado nacional no lo hay, incluso se ha surtido más del 120% los pedidos consolidados que había hecho el gobierno? ¿Si fue aprobado el dinero para comprarlos, porqué no se ha hecho?

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD) recién presentó los resultados de su estudio “Desarrollo Humano y COVID-19 en México: desafíos para una recuperacion sostenible”. En el capítulo de Salud, destaca que la drástica reestructura motivada por una política central de austeridad republicana, la creación del Instituto de salud para el Bienestar (INABI) y los cambios en las reglas para el abasto de medicamentos, han sido las principales causantes.

La desaparición del seguro popular y la entrada en vigor del INSABI, sin que se hubieran definido reglas claras del nuevo sistema de salud, ha generado incertidumbre en la proporción de los servicios, confusiones sobre la operación que a ocho meses de distancia no terminan por resolverse. Puntualiza la PNUD que entre las razones del desabasto, se encuentran los cambios en las reglas para las licitaciones de medicamentos, aunado a problemas en la oganización de las licitacions entre 2019 y 2020, así como a la falta de soluciones ante el complejo problema de la distribución de medicamentos. 

Ninguna empresa de la industria farmacéutica mexicana ha sido denunciada por el Presidente o el Gobierno Federal de práctica monopólica como lo señala. Más de 2 mil cien millones de piezas fueron asignadas por licitación y 140 millones por asignación directa en 2017-2018. Laboratorios Pisa obtuvo en ellas el primer lugar, con menos del 10% de las piezas. Ahora con gobierno de la “cuarta transtornación” se han invertido las proporciones de asignación directa y licitación pública, pues aún así, Laboratorios Pisa ha obtenido, por precio y calidad el primer lugar de las piezas asignadas. Lo mismo ocurre con el resto de las asignaciones de la industria farmacéutica nacional.

El desabasto rampante que ha hecho que las familias gasten ahora mucho más en medicamentos, que tengan familiares en riesgo de enfermedades prevenibles por la falta de vacunas, e incluso que hasta estén en duelo por la falta de equipo de protección personal, ventiladores e insumos durante esta pandemia, es culpa absoluta de la incompetencia del gobierno federal, no de monopolios imaginarios. Qué bueno se utilicen el Fondo Rotatorio o Estratégico, de los cuales ha hemos hecho uso-. Pero, mientras siga incompetencia, el desabasto y la mala calidad provocarán otro daño: la economía de miles de familias mexicanas que viven de la industria farmacéutica nacional, quedarán sin su fuente de trabajo sin razón, pues es la incompetencia y no los “molinos monopólicos” los causantes del desabasto de medicamentos en nuestro país.

DA

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?