Después de las elecciones

El domingo pasado se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México. Creo que todos los partidos pueden presumir haber logrado una victoria pues hay distintas perspectivas desde las cuales analizar lo acontecido

Avatar del

Por: Héctor Gómez de la Cortina Guerrero

El domingo pasado se llevaron a cabo las elecciones más grandes en la historia de México. Creo que todos los partidos pueden presumir haber logrado una victoria pues hay distintas perspectivas desde las cuales analizar lo acontecido.

MORENA se sostiene como la principal fuerza política. Con sus aliados logra mantener la mayoría en la Cámara de Diputados, pero no la mayoría calificada, ni siquiera con sus partidos satélite para poder reformar la constitución. Es decir, tendría que acudir a la oposición si pretenden hacerle algún cambio a la Carta Magna.

Al momento de escribir estas líneas, el partido del presidente ganaría 11 de los 15 estados en disputa (Sonora, Sinaloa, Colima, Guerrero, Baja California, Baja California Sur, Tlaxcala, Campeche, Michoacán, Nayarit y Zacatecas). Un triunfo muy relevante, aunque la elección se cerró dramáticamente al final en varios estados. En San Luis Potosí gana la alianza Verde-PT en la figura de Ricardo Gallardo, aliado del gobierno federal.

Un importante revés significará la Ciudad de México en donde pierden en 9 de las 16 alcaldías. No es un tema menor si tomamos en cuenta que la capital de la República ha sido desde 1997 el bastión por excelencia de la izquierda.

La alianza PAN-PRI-PRD gana terreno en la Cámara de Diputados. Se criticó en un principio la decisión de ir juntos pues se consideró ilógico y los detractores argumentaron que únicamente le daban la razón al presidente sobre que estos partidos eran lo mismo. Sin embargo, la apuesta no fue un fracaso. Nivelaron en la cámara baja e impidieron que MORENA arrollara en las entidades federativas y otros tantos distritos electorales.

El PAN se lleva Querétaro y Chihuahua. Movimiento Ciudadano gobernará Nuevo León.

Así pues, creo que cada cual puede presumir algo en mayor o menor medida.

EN GUANAJUATO

El PAN se confirma como partido dominante. Gana 21 de 22 distritos electorales locales. Conserva el corredor industrial a excepción de Salamanca y recupera varios municipios. Sin embargo, MORENA se posiciona como segunda fuerza política.

EN CELAYA

Contundente triunfo del candidato ciudadano del PAN Javier Mendoza. Cerró con un 13% de diferencia respecto a su más cercano adversario. Mendoza Márquez encabezó una intensa campaña de convencimiento, acuerdos, diálogo y apertura. Al final la militancia azul se disciplinó y lo respaldó incondicionalmente. El PAN tuvo en su figura un verdadero as bajo la manga que hoy le reditúa la victoria pues además del voto duro del partido, el candidato sumó otros miles de quienes simpatizan con él.

Aún no hay resultados oficiales pero la conformación del próximo Ayuntamiento quedaría de la siguiente manera: 5 del PAN, 4 de MORENA, 1 del PRI, 1 del PT y 1 del Verde, aunque este último se lo disputa con Movimiento Ciudadano.

Para destacar que a pesar de los pleitos internos en MORENA la sola marca del partido otorgó casi un 30% de votación y lejos de perder un regidor en el próximo Ayuntamiento, ganaron uno.

Muy destacada labor del candidato del PT Xermán Vázquez Alba quien con un raquítico presupuesto cosechó casi 10 mil votos y tendrá presencia en el nuevo Ayuntamiento.

Me sorprendió la baja votación del partido Verde. Creo que Carlos Trejo hizo una muy buena campaña que no se vio reflejada en los resultados. Me dice un buen amigo periodista que quizá el voto se dividió entre él y Xermán Vázquez, pues ambos tuvieron un discurso disruptivo.

Pasados los comicios será tiempo de sumar y de convocar para que cada uno le aporte a esta bonita tierra, tan golpeada y sufrida los últimos años.

hgomezdelacortina@hotmail.com

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?