Opinión

Discrepancias

Aparecen los detractores tanto del titular del ejecutivo federal, como del subsecretario de salud que piden la destitución de ambos funcionarios acusándolos de malas decisiones que han causado más muertes por COVID

Avatar del

Por: Rolando Fuentes-Berain

En medio de la crisis por la pandemia y sin avizorar una pronta solución ya que la mitad del país se encuentra en semáforo rojo, aparecen los detractores tanto del titular del ejecutivo federal, como del subsecretario de salud que piden la destitución de ambos funcionarios acusándolos de malas decisiones que han causado más muertes por COVID.

Lo cierto es que la oposición, ansiosa de tener mejores resultados electorales que en 2018, prepara el terreno para desacreditar a Morena y al gobierno y se valen de todo tipo de maniobras, sucias y limpias para lograrlo. También es verdad que en todo el mundo hay un subregistro de los casos de COVID-19 y que las cifras no coinciden exactamente.

Al presidente si se le debe conminar al uso del cubrebocas no solo para protegerlo del contagio, sino para que sirva de ejemplo a toda la sociedad. En Brasil ya se contagio el presidente Bolsonaro por su renuencia a usarlo, lo mismo ocurrió con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson que ya se sobrepuso a la enfermedad y sin secuelas visibles.

Sin embargo, en esos países no se supo de movimientos para derrocar a sus autoridades.  Parecen ser desacuerdos con los modos de gobernar, de modo que deben esperar a los comicios del año entrante para manifestarse y lograr una mayoría en las cámaras de diputados y senadores y en 2022 promover la terminación del mandato del ejecutivo.

Por lo pronto, conviene mantener la unidad nacional y no promover los enfrentamientos estériles que en nada favorecen al país. En sexenios anteriores la oposición al gobierno no promovió la fractura de las instituciones y toleramos a los gobernantes aunque no estuviéramos de acuerdo con sus actuaciones, de modo que se pide lo mismo que antes.

Se comprende que haya diferencias de criterio, pero así es la democracia, existen los canales y los momentos para expresarse y lograr un cambio pacífico como el que obtuvo Morena en los comicios del 2018, además, los trastornos en la economía que está provocando la pandemia serán severos y un pueblo desunido puede ser presa de otros.

El tiempo dirá si las decisiones gubernamentales no fueron las mejores, cuando menos ya hay una voluntad ampliamente manifestada de combatir la corrupción y se toman las medidas para ir frenando esta nociva práctica que tanto ha dañado al pueblo y al país.

De cualquier modo, no siempre se estará de acuerdo pero se deben dirimir las discrepancias dentro de los límites cívicos y sin llegar a la violencia para continuar en la construcción de una democracia incipiente pero lograda sin dañinos fanatismos.

En esta nota:
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?